La hermandad de Jesús Caído y el monumento a Manolete


La cofradía de la que fue hermano mayor no podía quedar indiferente ante el homenaje que se iba a rendir en la ciudad

caído manolete
Jesús Caído. /Foto: LVC

La hermandad de Jesús Caído no podía permanecer indiferente ante el homenaje que iba a rendir Córdoba a Manuel Rodríguez Sánchez ‘Manolete’, que fuera su hermano mayor, con la erección de un monumento en la plaza del Conde de Priego. El busto de Juan de Ávalos inaugurado en 1948 en la plaza de la Lagunilla sabía a poco y se quería algo con unas dimensiones acordes a la importancia del diestro.

caído manolete
Jesús Caído. /Foto: LVC

Para ello se abrió una suscripción popular, pero la generosidad de los cordobeses no estuvo a la altura que merecía Manolete. Entonces fue cuando el diestro mexicano Carlos Arruza dio el paso con la idea de una gran corrida, en la que se lidiarían 11 toros con la participación de toreros tanto de Córdoba como de fuera. 

Tuvo lugar el 21 de octubre de 1951 en el desaparecido Coso de los Tejares, y junto al duque de Pinohermoso, que actuó como rejoneador, hicieron el paseíllo Gitanillo de Triana, Carlos Arruza, Agustín Parra ‘Parrita’, José María Martorell, Calerito, Julio Aparicio, Capetillo, Jorge Medina, Anselmo Liceaga y Rafael Soria ‘Lagartijo’.

Ese mismo día, por la mañana, organizó la hermandad de Jesús Caído unos actos con los que se sumaba a la memoria de Manolete y a los que acudieron los diestros que por la tarde iban a participar en la corrida promonumento. 

De este modo, la cofradía celebró una misa rezada a las 11:00 en la iglesia conventual de San Cayetano, a la que acudieron los miembros de la comisión promonumento, los miembros de la peña ‘Los amigos de Manolete’, así como los hermanos mayores honorarios de la misma, como Álvaro Domecq, Agustín Parra ‘Parrita’, Manuel Calero ‘Calerito’, Rafael Soria ‘Lagartijo’ y Rafael Sánchez Saco.

Hermanos de honor de Jesús Caído

Seguidamente, los asistentes a la misa se trasladaron al cementerio de Nuestra Señora de la Salud donde se ofrendó un ramo de flores y se rezó un responso ante la tumba de Manolete. 

Pero las acciones emprendidas por la hermandad de Jesús Caído con motivo de esta corrida no quedaron aquí, sino que la Junta de Gobierno acordó también nombrar hermanos de honor a los demás diestros que tomaron parte en el festejo, como el duque de Pinohermoso, Carlos Arruza, Julio Aparicio, Manuel Capetillo y Anselmo Liceaga. El nombramiento también incluía al mexicano Juan Silveti, quien finalmente no toreó y fue sustituido por Jorge Medina.