Enrique Aguilar: “Sacar una hermandad a la calle te puede costar entre 30.000 y 36.000 euros, e incluso más”


El hermano mayor de la Paz asegura que “no queremos buscar culpables ni señalar a nadie: sé que la concejala, Intervención y la Agrupación han hecho su trabajo”

La controversia suscitada en torno al cobro de la subvención municipal a las cofradías sigue provocando reacciones. Una de ellas ha sido la del hermano mayor de la Paz de la capital cordobesa, Enrique Aguilar. El responsable de la corporación de Capuchinos ha recordado, en declaraciones concedidas a La Voz de Córdoba, que “las hermandades, durante todo el año, han realizado todos sus deberes. Ha habido pandemia, pero la vida de la hermandad ha continuado; hemos estado al pie del cañón y se ha hecho todo lo que se podía hacer, dentro de nuestros límites”.

En ese sentido, Aguilar ha repasado que que, “antes de la llegada de la pandemia se había contratado la cera; con las bandas teníamos un contrato que había que cumplir; ha seguido habiendo cultos; hay flores; muchos gastos que la hermandad tiene que afrontar”. Por lo que ha señalado que “hay un convenio firmado, por valor de 300.000 euros, para repartir entre todas las hermandades, siempre que se justifiquen todos los pagos debidamente”. Y, “la hermandad de la Paz, igual que muchas cofradías, ha realizado todos los pagos, con sus facturas (presentadas) en tiempo y forma, y ahora nos encontramos con que la subvención se va a quedar en 150.000 euros”. 

“Desprotegidos”

Aguilar ha subrayado que “no queremos buscar culpables ni señalar a nadie: sé que la concejala, Intervención y la Agrupación han hecho su trabajo”. Si bien, “es verdad que, a lo mejor, con esto del covid ha habido más problemas de la cuenta”. Mientras que ha confesado que “es cierto que los hermanos mayores nos sentimos un poco desprotegidos”. 

El máximo responsable de la Paz ha destacado que “las hermandades generamos mucho dinero para la ciudad” y “sacar una hermandad a la calle te puede costar entre 30.000 y 36.000 euros, e incluso más, para después recibir la poca cantidad de subvención”. Puntualizando que “en otras ciudades se recibe mucho más. Si a eso, le sumamos ahora que nos van a dar el 50%, nos vemos como un colectivo bastante desprotegido”.

Para Aguilar, “la única solución que hay es sentarse nuevamente, incluso el señor alcalde si se tiene que sentar e intervenir él y llegar a lo que estaba acordado, 300.000 euros”. Ya que “hay ya hermandades que lo están pasando muy mal -continúan con su obra social- y si este dinero no llega lo van a seguir pasando peor este año 2021. Lo que pido es que haya una nueva reunión urgente, se sienten todas las partes y el señor alcalde que intervenga también y, si tiene que hacer algún decreto, que lo haga”.