López del Espino realizará el Pilato de la Presentación al Pueblo


En la primera fase de la escena, “se realizará, la imagen de Poncio Pilato, en el instante que pronuncia ¡Ecce Homo!”

Francisco Javier López del Espino.
Francisco Javier López del Espino.
Francisco Javier López del Espino.
Francisco Javier López del Espino.

La hermandad de la Presentación al Pueblo de la capital cordobesa ha remitido una carta a los miembros de la corporación, en la que se ha detallado que la cofradía “tiene pendiente iniciar el ilusionante proyecto del misterio de la Pasión que representa la Sagrada Presentación al Pueblo de Nuestro Señor Jesucristo”.

Firma del contrato entre la hermandad y Francisco Javier López del Espino./Foto: Presentación al Pueblo

En ese sentido, la hermandad ha desvelado que en la primera fase de la escena, “se realizará, la imagen de Poncio Pilato, en el instante que pronuncia ¡Ecce Homo!” Y para tal responsabilidad la hermandad ha confiado en uno de los mejores imagineros del panorama actual, el lucentino Francisco Javier López del Espino. Señalando, además, que “aprovechamos estas líneas para apoyar con nuestro granito de arena, que es el de todos nuestros hermanos, al sector de los artesanos y artistas que directamente trabajan para las cofradías y que han visto ostensiblemente mermada su producción y, en consecuencia, la economía de sus familias, en estos momentos tan complicados”. 

López del Espino

Con una vocación por el arte desde a infancia, el imaginero se traslada a Córdoba con 17 años, para realizar los estudios de grado medio de talla artística en madera. Con posterioridad, inicia los estudios de grado superior en escultura, a la vez que entra a trabajar con importantes imaginemos cordobeses. A ello hay que sumar que trabaja durante dos años y medio en la escuela taller La Merced VI, encargada de reconstruir el retablo mayor de la iglesia de La Merced en el edificio de la Diputación de Córdoba.
Su producción artística se caracteriza por tener “un marcado carácter personal, debido al riguroso estudio de los sentimientos del ser humano antes de ser trasladados a la madera y a la excepcional capacidad expresiva de sus imágenes”. Con una producción que ha llegado a numerosas localidades andaluzas y castellanas. Pero, sin duda, uno de sus trabajos más emblemáticos, hasta la fecha, es la estatua de San Juan Pablo II, que bendijo el Papa Francisco y que se halla en la Plaza de San Pedro del Vaticano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here