Preocupación en las hermandades por el cobro de la subvención


Hay cierta desconfianza puesto que las fuentes consultadas apuntan a que, a fecha del pasado lunes, solo habría comprometida la mitad de la cantidad total

Vía crucis de la Agrupación de Hermandades y Cofradías presidido por Nuestro Padre Jesús de la Sentencia./Foto: Irene Lucena
Vía crucis de la Agrupación de Hermandades y Cofradías presidido por Nuestro Padre Jesús de la Sentencia./Foto: Irene Lucena
img 0014 3 scaled
Vía crucis de la Agrupación de Hermandades y Cofradías presidido por Nuestro Padre Jesús de la Sentencia./Foto: Irene Lucena

El pleno de penitencia de la Agrupación de Cofradías, que tuvo lugar hace una semana, dejó de manifiesto un sentir creciente en el seno de las hermandades, su preocupación por no haber cobrado, a esa fecha, la subvención.

Uno de los hermanos mayores presentes recordó, posteriormente en una entrevista, que era la primera vez que no se cobraba en el año en curso. Pero la cuestión era más profunda. La Voz de Córdoba ha podido saber que algún hermano mayor presente en el citado pleno mostró su malestar por la situación y especuló lo que estaría sucediendo si el equipo de gobierno municipal fuese el anterior al actual.

Otro de los presentes ha reconocido a este medio que, en una asamblea ya se tiró de hemeroteca para recordar el decreto que firmó Rosa Aguilar cuando era alcaldesa y que sirvió para hacer efectiva una subvención, que ahora está en el alambre.

Y lo está porque, como temen otros responsables cofrades, no serán 300.000 los euros que se repartirán. De hecho, un hermano mayor insiste en que será “hasta” 300.000. Esto, lo que se pueda justificar de un año en el que no hubo Semana Santa, con lo que eso implica.

Asimismo, también hay cierta desconfianza puesto que las fuentes consultadas apuntan a que, a fecha del pasado lunes, solo habría comprometida la mitad de la cantidad total (unos 150.000 euros).

En ese contexto, todos coinciden en señalar que hay hermandades que lo están pasando muy mal económicamente y que, irremediablemente, tendrán que innovar para salvar esta situación. Mientras se resignan a ver como el horizonte de la subvención pasa porque esta acabe más temprano que tarde y miran el acuerdo del Ayuntamiento de Sevilla con el Consejo de Hermandades (un millón de euros para destinarlo a la conservación del patrimonio) con cierta envidia.