El Obispo destaca que en Navidad se celebrarán los actos propios de la misma, incluida la Misa del Gallo


Monseñor Demetrio Fernández, ha explicado que, afortunadamente, "en España las autoridades han demostrado que son sensibles a la dimensión religiosa de la persona"

El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández./Foto: Irene Lucena
El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández./Foto: Irene Lucena
El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández./Foto: Irene Lucena
El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández./Foto: Irene Lucena

El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, ha anunciado que, por lo que se refiere a la celebración de los actos litúrgicos propios de la Navidad y dada la presente situación de estado de alarma por la pandemia del coronavirus covid-19, “haremos todo lo que nos permitan las autoridades sanitarias, que trabajan para el bien común”, si bien ha asegurado que “tendremos los actos propios de la Navidad: Misa del Gallo y todas las demás”.

En este sentido y en una entrevista concedida a Europa Press, monseñor Demetrio Fernández, ha explicado que, afortunadamente, “en España las autoridades han demostrado que son sensibles a la dimensión religiosa de la persona”, mientras que “en otros países no ha sido así”.

Por eso y “en virtud del reconocimiento de un derecho constitucional, el de la libertad religiosa, tendremos los actos propios de la Navidad: Misa del Gallo y todas las demás, porque las personas, y más en este momento de pandemia, necesitan a Dios” y, de hecho, según ha subrayado el obispo, “para eso celebramos la Navidad”, para tener a “Dios con nosotros”, porque “todos estamos necesitados de la alegría que viene de Dios, y eso es Navidad, y no podemos vivir sin ella, sin Dios”.

LITURGIA A DISTANCIA

En cuanto a la posibilidad de que se mantenga la tendencia, reforzada en la pandemia, del empleo por la Iglesia Católica, en general, y la Diócesis de Córdoba, en particular, de los medios telemáticos, de la televisión y de la radio para llevar a los fieles los actos litúrgicos, el obispo ha reconocido que “los medios de comunicación”, por todas las vías descritas, “son en nuestra época una gran ayuda para todo, pero no suplen las celebraciones litúrgicas presenciales”.

Así, el obispo ha señalado que “necesitamos ver, oír, palpar, oler y abrazarnos, y eso no lo dan los medios”, porque “Dios no es una idea, es tres Personas con las que tratar, y el Hijo se ha hecho carne para que lo palpemos y lo comamos en la Eucaristía.

Por eso, aunque “los medios ponen al alcance todos estos misterios, sobre todo para los que no pueden acudir presencialmente”, lo cierto es que “necesitamos ir a la Iglesia y comunicarnos como comunidad cristiana, necesitamos vernos como asamblea litúrgica y como pueblo de Dios, y también necesitamos comer la carne gloriosa del Señor en la Eucaristía”, e igualmente “necesitamos recibir el perdón de Dios en el sacramento”, y todo ello, en la situación actual, “con todas las distancias necesarias”.