Monseñor Demetrio Fernández: “¿Se nos va a prohibir respirar en católico?”


El obispo de Córdoba defiende la libertad educativa en su homilía, ante los miembros de la Fundación de Enseñanza Diocesana Santos Mártires

El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández./Foto: Diócesis de Córdoba
El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández./Foto: Diócesis de Córdoba
El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández./Foto: Diócesis de Córdoba
El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández./Foto: Diócesis de Córdoba

La protesta contra la ‘Ley Celaá’, la Lomloe, era un clamor en Córdoba este domingo. Centenares de vehículos recorrían las calles de la capital, adornados con lazos y banderas naranjas, para mostrar su disconformidad con la normativa aprobada por el Gobierno de España. Pero la contrariedad hacia la misma también se pudo observar en el primer templo de la diócesis.

Allí, el obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, se pronunció sobre la ‘Ley Celaá’ en la homilía que pronunció ante una nutrida representación de la Fundación de Enseñanza Diocesana Santos Mártires. De modo que el prelado defendió que “no podemos entender una ley que excluye, que confunde sociedad con Estado, no admite la enseñanza a discapacitados ni la educación diferenciada y la desconcertada queda tambaleando: realmente es una ley dictatorial”. 

“¿Se nos va a prohibir respirar en católico?”, se cuestionó el obispo, que agregó que “la ley está en trámite y tenemos a nuestro favor dictámenes de los tribunales y la Constitución”. En este sentido, monseñor Demetrio Fernández animó a que “defendamos los derechos de los niños adolescentes y jóvenes y de sus padres, de la sociedad y de la Iglesia, que tiene derecho a esta tarea de la educación integral de la persona”.

Por último, el Obispo se dirigió a los profesores para “acertar en cada momento y poner al servicio de los colegios lo mejor de nosotros mismos, como venís habiendo, para hacer una gran aportación a la sociedad con la enseñanza que la Iglesia imparte en sus propios colegios, que mejorarán en función de nuestra propia vivencia cristiana”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here