Juan Vargas: “Ya no somos desconocidos como éramos antes de la reorganización”


Juan Vargas.
Juan Vargas.
Juan Vargas.
Juan Vargas.

Este mes la cofradía de Nuestra Señora del Carmen de Puerta Nueva ha celebrado eleciones a hermano mayor. Del proceso ha salido reelegido Juan Vargas, quien continúa con un proyecto que, entre otros logros, ya llevó a la corporación letífica a entrar en la Agrupación de Cofradías. En la siguiente entrevista, Vargas expone los proyectos de su mandato, valora el anterior y desvela cómo han vivido en la institución la crisis provocada por el coronavirus.

¿Cómo decide dar el paso para presentarse a la reelección?

No había nadie que se decidiese a echarse para adelante y se tira uno otra vez a la piscina.

¿Qué balance hace de estos cuatro años al frente del Carmen de Puerta Nueva?

La gente se está afianzando más. Ya no somos desconocidos como éramos antes de la reorganización. La gente estaba más desperdigada. Ahora están tomando conciencia de hermandad y hay un sentir por la Virgen, que nunca le ha faltado por supuesto. Vas a la novena y la ves llena, pero durante el resto del año faltaba esa comunicación con los hermanos y eso se está consiguiendo.

¿Qué destacaría del equipo que le acompaña?

La madurez que tienen en cofradías. Hay gente muy cofrade, saben lo que tienen entre manos.

¿Qué proyectos tiene para este mandato que comienza?

El primer proyecto es que esto pase pronto y podamos ponernos a funcionar. Porque tenemos muchos talleres (de lectura, de costura…) que se han suspendido a causa de la pandemia. Eso sería una parte fundamental, porque ahí vas tirando de gente. Acoges al hermano y al que no es hermano.

Además, la restauración de los ángeles, que están muy mal. Son de Martínez Cerrillo y acompañan a la Virgen en el camarín y en su salida. A ver cómo va viniendo el temporal, que se consigan fondos para poder subsistir y después para acometer proyectos.

¿Cómo les ha afectado la pandemia?

Bastante. Tanto en los talleres que te he comentado antes, como en la cuestión económica. La novena la tuvimos que hacer con aforo reducido y cumpliendo las normas sanitarias, no hubo salida procesional. Económicamente, las Glorias estamos con “este pan para este queso y este queso para este pan”, no damos para más. Pero se han hecho unos cultos muy decentes y con mucho público, dentro del límite permitido.

Ha sido un reconocimiento por parte de la Agrupación y confirmar que las Glorias también existimos en Córdoba, que somos las grandes olvidadas.

De estos meses de pandemia, cuál ha sido el momento más difícil como hermano mayor.

Los primeros meses. Llegaba Semana Santa, el monumento lo montábamos nosotros, ha habido hermanos que se han ido en esos meses. Este año, por desgracia, se nos han ido cinco muy comprometidos con la hermandad, no por causa del covid. Han sido momentos duros, por no poder estar acompañando en esos momentos a esas personas.

En su mandato se han incorporado a la Agrupación de Cofradías, qué ha supuesto para la hermandad.

Ha sido un reconocimiento por parte de la Agrupación y confirmar que las Glorias también existimos en Córdoba, que somos las grandes olvidadas. Parece que somos hijos de un dios menor, pero ahí estamos dando fuerza. Y eso supone el reconocimiento de que las Glorias existen, lo que pasa que hay que potenciarlas un poquito más. Nos cuesta muchísimo trabajo empezar a andar.

¿Qué les hace falta a las hermandades de Gloria?

Lo principal son las personas, que se conciencien de que lo mismo que existe un Lunes Santo, existe un 16 de julio, un 15 de agosto, septiembre… Las instituciones, por supuesto. No he tenido queja con la anterior junta de gobierno de la Agrupación, al revés, todo lo que se ha circunstanciado me lo han resuelto o aconsejado. Y con esta junta vamos a seguir igual.

¿Qué mensaje les mandaría a los cofrades del Carmen y en general?

Como cristianos que somos, que tengamos fe. Y que el Señor y María Santísima nos ayuden a que esto se supere pronto y volvamos a estar en las calles evangelizando a las personas. Y vean que el cristiano, aunque esté confinado, está vivo. Que tengamos confianza todos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here