La Quinta Angustia homenajea a los soldados que han vuelto de Letonia


La Eucaristía fue presidida por el capellán castrense de la Brigada, Arturo García Ruiz

Quinta Angustia./Foto: Álvaro Córdoba
Quinta Angustia./Foto: Álvaro Córdoba
Quinta Angustia./Foto: Álvaro Córdoba
Quinta Angustia./Foto: Álvaro Córdoba

La prohermandad de la Quinta Angustia celebraba este domingo una misa solemne de Acción de Gracias en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Merced, sede canónica de la corporación; con motivo del retorno de la Brimz “Guzman El Bueno” X de su misión en Letonia, “que gracias a la protección de nuestra Sagrada Titular, María Santísima de la Quinta Angustia, los hombres y mujeres que componían el contingente han regresado a casa sin ninguna novedad tras haber cumplido con su deber”.

Así lo ha informado la Quinta Angustia en un comunicado, en el que ha apuntado que la Eucaristía fue presidida por el capellán castrense de la Brigada, Arturo García Ruiz.

Durante el transcurso de la Eucaristía se realizó la “retirada de la boina que desde la partida de la Brigada permanecía a los pies de María Santísima de la Quinta Angustia, como símbolo de la protección y el amparo de nuestra sagrada titular a todos los integrantes de la misión, por el teniente coronel Emilio Hermoso Orzáez, jefe del contingente terrestre de tropas destacadas”.

Antes del acto de retirada de la boina, el hermano mayor de la prohermandad, Rafael Jaén Toscano, expresó su “felicitación a los integrantes de la Brigada por el éxito de la misión en Letonia e indicó que durante todo el tiempo que ha durado la misma, todas las oraciones y peticiones de la prohermandad han ido dirigidas a solicitar la intercesión de la Santísima Virgen para la protección de todos los integrantes de la unidad desplazada”.

Con posterioridad a la retirada de la boina, “el teniente coronel Emilio Hermoso en su emotiva alocución a los asistentes agradeció a la prohermandad su preocupación y desvelos para con los integrantes de la Brigada”. Manifestó igualmente su “satisfacción por el éxito de la Misión, siempre al servicio de España, y que esta hubiese discurrido sin novedad gracias al amparo de María Santísima de la Quinta Angustia a pesar de la difícil situación que se estaba viviendo en España como consecuencia de la pandemia y que afectaba a sus familias que se encontraban tan lejos de los integrantes del contingente”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here