De San Lorenzo a San Pablo, la ‘delicatessen’ de la hermandad de Ánimas


El l equipo de priostía que capitanea José Ignacio Aguilera, conseguía ofrecer uno de esos altares efímeros, que dejan huella en las pupilas y la memoria de los cofrades

Ánimas
Nuestra Señora Madre de Dios en sus Tristezas./Foto: Francisco Patilla
Ánimas
Nuestra Señora Madre de Dios en sus Tristezas./Foto: Francisco Patilla

La llegada del mes de noviembre ha traído, para numerosas imágenes marianas de la capital cordobesa, la vestimenta de luto. Y en dos templos cordobeses, las estampas de dos vírgenes son de las más esperadas por los cofrades.

Se trata de la que cada año ofrecen las vírgenes de las Tristezas (de la hermandad del Remedio de Ánimas) y del Rosario (de la cofradía de la Expiración). La primera de ellas dejaba una ‘delicatessen’ en forma de altar para la veneración a los fieles de Nuestra Señora Madre de Dios en sus Tristezas.

Y es que, el equipo de priostía que capitanea José Ignacio Aguilera, conseguía ofrecer uno de esos altares efímeros, que dejan huella en las pupilas y la memoria de los cofrades. Tal y como se puede apreciar en las imágenes que les ofrecemos.

Por su parte, Nuestra Señora del Rosario Coronada también se presentaba ataviada para el mes en que se conmemora a los difuntos y estuvo expuesta a la veneración de los fieles. A lo que hay que sumar que la imagen que esculpiera Luis Álvarez Duarte presidió la misa, este sábado, que conmemoraba el aniversario de su coronación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here