Festividad de Todos los Santos: “La santidad está a nuestro alcance”


Esta mañana, en el cementerio de San Rafael de Córdoba, el obispo ha celebrado la eucaristía en la solemnidad de Todos los Santos

Misa en el cementerio de San Rafael, con motivo de la festividad de Todos los Santos./Foto: Diócesis de Córdoba
Misa en el cementerio de San Rafael, con motivo de la festividad de Todos los Santos./Foto: Diócesis de Córdoba
mg 6447
Misa en el cementerio de San Rafael, con motivo de la festividad de Todos los Santos./Foto: Diócesis de Córdoba

Ante un número reducido de fieles, a causa de las restricciones provocadas por la pandemia, monseñor Demetrio Fernández, ha comenzado la homilía hablando sobre la vida eterna, indicando que “una vez que Dios nos ha creado, nuestra vida es eterna”, porque “Dios nos ha creado para que vivamos siempre con él”. Por eso, ha continuado el obispo, no podemos “vivir como el que está condenado a muerte, sino como el que está llamado a la vida en plenitud”, siendo conscientes de nuestras limitaciones y nuestros pecados. Momento en el que ha recordado las palabras del Papa Francisco, cuando se refería a sí mismo como “un pecador perdonado por Dios”.

Misa en el cementerio de San Rafael, con motivo de la festividad de Todos los Santos./Foto: Diócesis de Córdoba
Misa en el cementerio de San Rafael, con motivo de la festividad de Todos los Santos./Foto: Diócesis de Córdoba

Como ha informado la Diócesis, a continuación, el prelado, haciendo referencia a la exhortación apostólica del Papa Francisco “Gaudete et exultate”, ha indicado que la festividad de Todos los Santos nos hace presente que “la santidad está a nuestro alcance”; y así, “en la vida cotidiana conocemos muchos santos por la vida que han tenido”, ya que “la santidad es lo que vivimos cada día haciéndolo según Dios, con el horizonte de la vida eterna”. Por tanto, ha concluido Mons. Demetrio Fernández, “la fiesta de hoy es una llamada fuerte a vivir nuestra vida en clave de santidad”.

Finalmente, el Obispo ha exhortado a los presentes indicandoles “¡que la santidad sea vivir nuestra propia originalidad!, única e irreptible”, ayudados por la eucaristía, que es “la autopista hacia el cielo”, evocando las palabras del recién beatificado Carlo Acutis.
También ha tenido palabras de agradecimiento para el personal de los cementerios de Córdoba por el esfuerzo que han realizado para hacer posible que las personas puedan visitar las tumbas de sus familiares y seres queridos en los difíciles momentos que actualmente vivimos.