Dos veneraciones, dos vírgenes y la fe de Córdoba


La galería fotográfica de las veneraciones de la Virgen del Socorro Coronada y la de la Amargura

fe
Nuestra Señora del Socorro./Foto: Francisco Patilla
fe
Nuestra Señora del Socorro./Foto: Francisco Patilla

La crisis del coronavirus ha vuelto a dejar de manifiesto que las cofradías saben adaptarse a cada situación, por complicada que sea. Lo han hecho, para empezar, volcándose con los más necesitados en un escenario sin precedentes en la memoria reciente, en una crisis económico-social cuyos peores efectos están por venir.

Y también lo han hecho adaptando sus cultos a las medidas de seguridad de una era en que las mascarillas, el distanciamiento social y el gel hidroalcohólico se han convertido en elementos cotidianos. Pero eso no quita para que en los templos huela al aroma limpio de la cera, que desinfecta los pensamientos negativos; como lo hace el incienso. Son los “hidroalcoholes” del cofrade.

Cuando no puede haber besamanos ni besapiés, en la época en que se han prohibido los besos como medida de “prevención”, las hermandades exponen lo mejor de su casa, sus titulares, a la veneración de los fieles. No son besamanos “light”, sino la oportunidad de acercarse a la imagen y compartir unos instantes de oración. Y así lo han hecho los cofrades del Rescatado con la Virgen de la Amargura y los devotos de Nuestra Señora del Socorro Coronada. De esos dos actos, las mejores imágenes en la siguiente galería.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here