Un día de felicidad en Capuchinos


La imagen de la Divina Pastora de Capuchinos estuvo expuesta a la veneración de los fieles en un día cargado de actos

Divina Pastora de Capuchinos./Foto: Francisco Patilla
Divina Pastora de Capuchinos./Foto: Francisco Patilla
Divina Pastora de Capuchinos./Foto: Francisco Patilla
Divina Pastora de Capuchinos./Foto: Francisco Patilla

Las cofradías viven, desde hace seis meses, la normalidad más extraña que se recuerda. Lejos del contexto de los años ’30 del pasado siglo, la pandemia del coronavirus ha conseguido dejar efectos sobre las hermandades, aun peores que los que se sucedieron en aquel contexto histórico.

https://www.facebook.com/105756767669084/videos/600568943969813/

Sin embargo, ello no ha sido óbice para que las cofradías –como dijo un conocido capataz a este medio– se “reinventan” y hagan todo lo que está en su mano para acercar a los devotos a la imagen. Si no puede haber besamanos, habrá veneración pública; si no puede haber procesiones; habrá concierto; y, haya lo que haya, la Eucaristía (con aforo limitado) siempre se erige como el sacramento central de nuestra fe.

Así lo entendió el redil eucarístico de la Divina Pastora, que este sábado debía haber celebrado la procesión por los alrededores de Capuchinos. No pudo ser, pero la corporación que dirige Antonio López Peláez estuvo a la altura de una jornada en la que hubo veneración, misa, la actuación de dos coros rocieros en la Plaza del Cristo de los Faroles y, como broche, un concierto de la banda de música de María Santísima de la Esperanza.

https://www.facebook.com/105756767669084/videos/2715700342051849/

Las cofradías se reinventan, como se vio ayer, y saben acercar la  felicidad de la fe de un pueblo a su pueblo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here