“Someter a PCR a 30 o 40 costaleros no es la solución”

211

La posibilidad de realizar ensayos seguros será uno de los primeros pasos para retomar la "normalidad" de cara a las salidas procesionales

costalero costaleros
Costaleros ante el palio de la Amargura, en una imagen de archivo./Foto: Luis A. Navarro
costalero costaleros
Costaleros ante el palio de la Amargura, en una imagen de archivo./Foto: Luis A. Navarro

Durante los últimos días, en La Voz de Córdoba hemos expuesto la visión de algunos de los responsables de las cofradías cordobesas, acerca de cuándo creen que se podrán celebrar procesiones. Uno de ellos, el hermano mayor de la Buena Muerte, Joaquín de Velasco, introducía una interesante cuestión.

Para dirigente de la corporación de la Madrugá cordobesa “el mayor problema no sería realmente por los hermanos. Los cortejos de nuestra ciudad no son demasiado numerosos, por lo que se puede procurar guardar las necesarias distancias”. Y aportaba un matiz a tener presente al señalar que, “respecto a las cuadrillas, podría estudiarse dotarlas de test previos a la salida o, si no hubiera más remedio, tomar la dolorosa decisión de prescindir de ellas y portar a los titulares a hombros o parihuelas”. Si bien, De Velasco confiesa que “las posibles aglomeraciones de público son más difíciles de controlar”.

Una posibilidad, la de realizar test a los costaleros, sobre la que también se pronunciaba el presidente de la Agrupación de Cofradías de Córdoba, Francisco Gómez Sanmiguel. “Someter a unas pruebas de PCR a 30 o 40 costaleros, en principio, no es la solución”, expresaba. Para puntualizar que “hay que tener en cuenta que el costalero no puede usar mascarilla, no puede mantener distancia de seguridad”. 

Gómez Sanmiguel señalaba, además que “con los nazarenos no habría problema, porque se podría mantener la distancia en los cortejos. Incluso, en un momento dado, se podría hacer una reducción del número de nazarenos, para evitar la aglomeración dentro de aquellos templos que no tuvieran las medidas suficientes. El problema estaría en el público que va a ver esas procesiones, en cómo mantener esa distancia de seguridad”. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here