Un nuevo templo en los límites de la ciudad gracias a Vimpyca

159

El Beato Cristóbal de Santa Catalina ya da nombre a una casa de acogida en Mérida o a un hogar en Bosnia-Herzegovina

beato cristóbal iglesia templo
El obispo bendice la iglesia del Beato Cristóbal de Santa Catalina. /Foto: JC

El crecimiento residencial de Córdoba en Poniente es una realidad a la vista de las grúas que se alzan en los escasos solares que quedan libres. Recientemente se terminó una promoción realizada por la constructora Vimpyca de más de 600 viviendas que desde ayer cuentan con su propio templo, consagrado por el obispo, Demetrio Fernández, a la memoria del Beato Cristóbal de Santa Catalina, de arraigada devoción en la ciudad.

iglesia beato cristóbal
Primera misa en la iglesia del Beato Cristóbal. /Foto: JC

Vimpyca tiene entre sus principios el de dotar se servicios a sus promociones, y entre ellas no podía faltar el equipamiento religioso. El presidente de esta entidad benéfica, Fernando Cruz-Conde, ha señalado que se decidió “nada más poner los pilares”, antes de levantar el edificio, en la esquina que hoy conforman las calles Concha Espina y Cecilia Böhl de Faber, muy cerca del hospital Quirón y de la ronda que marca el límite de la ciudad.

Fernando Cruz-Conde ha detallado que la práctica totalidad de la vivienda de protección oficial del Plan Parcial O-7, salvo un par de bloques de Vimcorsa, han sido construidos por Vimpyca, por lo que desde ahora ya cuentan con un templo que es auxiliar de la parroquia del Beato Álvaro de Córdoba y que da atención espiritual a esta zona de expansión que se conoce como Nuevo Zoco.

El obispo ha explicado en la homilía el proceso por el que se ha escogido el nombre del Beato Cristóbal de Santa Catalina, que ha calificado de “buen samaritano” por la labor que desarrolló en la capital tras su etapa de ermitaño, y que “abrió su corazón para la caridad a los cordobeses”.

beato cristóbal iglesia templo
El obispo bendice la iglesia del Beato Cristóbal de Santa Catalina. /Foto: JC

También abogó porque este hecho hecho sirva para dar a conocer su figura a los cordobeses que viven en esta zona de la ciudad, en la que, por ciento, vive ya veinteañero el niño sobre el que se obró el milagro que sirvió para la beatificación del sacerdote emeritense en 2013.

Invitadas de excepción, las hermanas hospitalarias de Jesús Nazareno no se han perdido detalle de la ceremonia. Religiosas tanto de la casa madre como de Betania han compartido la alegría por el nuevo templo y por el hecho de que lleve el nombre de su fundador. La hermana Leonor Copado, que ha sido la anterior general de la congregación, ha señalado al término de la misa que la han seguido “con mucha alegría, porque como ha dicho monseñor Demetrio es una oportunidad de difusión, de conocimiento del beato y que también sirva para que se puedan imitar su vida y sus virtudes”.

Un templo para un cordobés de excepción

El obispo no ha pasado por alto el hecho de que el padre Cristóbal era tremendamente popular en la Córdoba de finales del siglo XVII, cuando en la ciudad también estaban otras figuras de primer orden en el plano religioso, como era el caso del cardenal Pedro de Salazar, el Beato Posadas o el canónigo Belluga. La hermana Leonor Copado espera que ahora, pasados más de tres siglos, gracias a este nuevo templo “se le conozca por el pueblo de Córdoba, que es poco conocido, a pesar de que fue muy famoso en su tiempo, pero hoy falta más conocimiento de él”.

Este templo auxiliar de la parroquia del Beato Álvaro ha sido bendecido en la víspera de la fiesta litúrgica del Padre Cristóbal, por ser el aniversario de su muerte, y se suma a otros lugares que ya llevan el nombre del padre Cristóbal, como es el caso del centro de acogida de Mérida o un hogar en Bosnia-Herzegovina, entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here