Directores que cambiaron a las bandas cordobesas: Pedro M. Pacheco

201

"Nos dejamos llevar de su mano, aun sabiendo el sacrificio que suponía"

Pedro Manuel Pacheco./Foto: LVC
Pedro Manuel Pacheco./Foto: LVC
Pedro Manuel Pacheco./Foto: LVC
Pedro Manuel Pacheco./Foto: LVC

“Fue aire fresco. Veíamos que la banda estaba estancada y necesitaba un cambio. Entonces ninguna banda estaba definida. No existía una banda que tirase o todo por Cigarreras, o todo por Triana o todo por el Sol; aunque la Fuensanta estaba más definida por el Sol, pero tenía de todo como nosotros. Pedro trajo un cambio drástico”. 

En estos términos explicaba -en una entrevista concedida a La Voz de Córdoba– el músico de Coronación de Espinas, Ángel Guirao, lo que supuso la llegada a la banda de cornetas y tambores cordobesa del compositor y director sevillano, Pedro Manuel Pacheco.

“Afinábamos una vez al año, como todas, y él introdujo la afinación, por ejemplo. Abrimos los ojos. Nos dejamos llevar de su mano, aun sabiendo el sacrificio que suponía. Y pasamos de sonar con una potencia brutal, cambiando el chip a todos los músicos, a tocar bajo pero afinados. Y tardamos tres años. Fue cuando realmente sentimos lo que era la corneta”, desvelaba Guirao sobre el trabajo de Pacheco. Y es que “él trajo los conceptos que había en Cigarreras. En Córdoba fuimos muy criticados, pero fuera fue bien acogido”. 

Pacheco (Sevilla, 1970) comenzó a tocar a los 11 años en la banda del Sol y, a los 22, ingresó en Las Cigarrreras, de la que su figura es parte indisociable. Músico, compositor, productor, director y asesor musical; en estos dos últimos apartados ha tenido una actividad muy intensa.

Cabe destacar que ha ostentado la dirección musical de otras numerosas formaciones. Entre otras, bandas de cornetas y tambores como la del Santísimo Cristo de la Sangre de San Benito de Sevilla; Nuestra Señora del Prado, de Ciudad Real; la del Cristo del Perdón, de Pozoblanco; Nuestro Padre Jesús Nazareno, de Valladolid; y agrupaciones musicales como Los Polillas, de Cádiz; Cristo de la Expiración de La Rambla; y Los Gitanos de Sevilla.

Costaleros Gitanos, Alegoría de la Fe y En mis recuerdos son algunas de sus marchas más celebradas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here