“Con la ilusión que teníamos todos, ha sido un jarro de agua fría”


El hermano mayor de la Conversión, Rafael Dorado, valora diversos aspectos de la cofradía en La Voz

carrera semana Córdoba Conversión Dorado
Nazarenos de la hermandad de la Conversión./Foto: Luis A. Navarro

La Voz de las Cofradías ha contado esta semana, entre otros invitados, con el hermano mayor de la Conversión, Rafael Dorado. El máximo responsable de la cofradía de Electromecánicas ha valorado diversos aspectos de la vida de la corporación. Entre ellos, la bendición de la imagen de Gestas, que tendrá lugar este domingo, tras el aplazamiento de la misma por la crisis del coronavirus.

captura de pantalla 2020 06 20 a las 112834
José Juan Jiménez Güeto, Pedro García Velasco y Rafael Dorado.

En ese sentido, Dorado ha reconocido que “estamos con los nervios de este momento, que tenía que haberse producido hace tres meses”. Y se ha felicitado de que “ha llegado el momento de que, por fin, la Conversión presente la parte principal del misterio al completo”.

Otro de los aspectos que ha valorado ha sido el de la suspensión de la estación de penitencia, a causa de la crisis del coronavirus, que iba a suponer la incorporación de la institución penitencial al Viernes Santo. 

“Ha sido un palo grande, porque estábamos muy ilusionados, la gente del barrio y los hermanos se habían volcado…”, ha confesado Dorado. Para añadir que “llevábamos un cortejo espectacular a la calle, con más de 150 personas”, lo que a su juicio era bastante notable “para ser una hermandad de barrio que iba a estar diez horas en la calle”. Mientras que ha insistido en que, “con la ilusión que teníamos todos, ha sido un jarro de agua fría. Pero hay que ser sensatos y darse cuenta de que esto no se acaba y la vida de la hermandad continúa. El año que viene, si se puede, se saldrá y si no cuando Dios quiera”.