Capataces de postín para las vísperas

315

Otro de los ámbitos en que sobresalen estas corporaciones es en los capataces que mandan las distintas cuadrillas

vísperas
José Alaarcón, Juan Horacio de la Rosa, Jesús Ortigosa, Luis Miguel Carrión, Ángel Carrero y la familia De la Fuente.
vísperas
José Alaarcón, Juan Horacio de la Rosa, Jesús Ortigosa, Luis Miguel Carrión, Ángel Carrero y la familia De la Fuente.

Si durante los últimos días hemos puesto de relieve el avance patrimonial y musical de las hermandades y prohermandades de vísperas de la capital cordobesa; otro de los ámbitos en que sobresalen estas corporaciones es en los capataces que mandan las distintas cuadrillas.

Acompañado por Jesús Ortigosa, uno de los nombres propios es el de Juan Horacio de la Rosa. Y es que, al margen de su labor en la Semana Santa cordobesa con los misterios de la Entrada Triunfal y el Prendimiento, en las vísperas su trabajo cobra protagonismo en al frente del paso de Nuestro Padre Jesús de la Salud en su Divina Misericordia en el Beso de Judas. A lo que hay que sumar que ostenta la máxima responsabilidad al frente de la cuadrilla del Señor de la Bondad. Dos pasos en los que su buen hacer está siendo evidente, como quedaba reflejado en 2019 en la primera salida de la imagen del santuario de la Fuensanta, donde se pudo apreciar un estilo cuidado.

Junto a él, el antedicho Ortigosa se ha convertido en uno de los valores seguros del mundo del martillo cordobés. Así se ha podido apreciar en el palio de La O por las calles del barrio de Fátima el Sábado de Pasión. Si bien, en 2020, la suspensión de las procesiones no permitió apreciar su trabajo con una cuadrilla que ha experimentado cambios ostensibles en el grupo humano que la conforma.

Uno de los momentos más esperados de la Cuaresma de 2020 era el del Miércoles de Pasión. En esa jornada iba a presidir el Vía Crucis de la Quinta Angustia el Señor del Soberano Poder. Era el segundo año, pero el primero que lo iba a hacer a costal. La crisis del coronavirus impidió disfrutar del capataz con más responsabilidades en la Semana Santa de la capital, Luis Miguel Carrión, Curro.

Los capataces consolidados también se hallan en el barrio de Cañero, donde los hermanos Alarcón han conformado una interesante cuadrilla en la hermandad de la Presentación al Pueblo. En el seno de la cofradía, además de dirigir a los costaleros del Señor de los Afligidos han mandado también el paso del Corpus y en el que se realizó (en 2019) la salida de San Vicente Ferrer, siempre con un acierto fuera de duda.

Por su parte, la hermandad de las Lágrimas es la que más cambios en el martillo ha sufrido en los últimos años, tras el paso por la corporación del Figueroa de Rafael Cerezo y Francisco Javier Romero. En la actualidad es la familia De la Fuente la encargada de guiar a los costaleros.

Finalmente, la prohermandad del Traslado al Sepulcro se ha hecho con otro de los capataces en alza de la Semana Santa cordobesa, Ángel Carrero. Este ha demostrado su gran capacidad al frente de la cuadrilla de la institución penitencial de vísperas, al igual que ya lo hiciera con las de San Rafael y la del Cristo de la Expiración.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here