El obispo en la ermita de la Salud: “este año tenemos lo esencial, tenemos a la Virgen”

188

Monseñor Demetrio Fernández pronuncia una emotiva homilía en la que recuerda a las miles de personas que la han padecido el coronavirus en soledad

obispo
El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández./Foto: BJ
obispo
El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández./Foto: BJ

La ermita de Nuestra Señora de la Salud de la capital cordobesa ha acogido, al mediodía de este lunes, la celebración de la festividad que da nombre a la Feria de Córdoba. Un acto litúrgico que ha estado presidido por el obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández; y que también ha contado con la presencia del vicario de la Ciudad, Jesús Poyato.

Ante un nutrido grupo de fieles (los que permite la Fase 2 de la ‘desescalada’), el prelado ha pronunciado una emocionante homilía dedicada a la Virgen de la Salud, como madre de los cristianos e intercesora de la Salud física y del alma. Monseñor Demetrio Fernández ha comenzado recordando que este año no hay caballistas, ni procesión con el estandarte hasta el recinto ferial, pero “este año tenemos lo esencial, tenemos a la Virgen”.

El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández./Foto: BJ

“No quería perderme esta celebración”, ha reconocido el obispo, quien ha señalado que quería acudir en nombre de los cordobeses a “saludar a la Virgen”. A la que ha pedido la “salud del cuerpo y del alma. No olvidemos la del alma, que consiste en la amistad con Dios, la paz con Dios y con los hermanos”. A lo que el prelado ha agregado que “olvidarse de Dios es de las peores enfermedades, la falta de salud espiritual”.

Especialmente emotivo ha sido el momento en que monseñor Demetrio Fernández ha subrayado que “pido a la Virgen por todos los que han vivido la enfermedad a solas”. Han sido “miles y miles de personas”, ha destacado para relatar la experiencia de soledad vivida por una de ellas. Por lo que “hemos de pedirle a la Virgen de la Salud que cuide de nosotros y darle las gracias porque vamos saliendo de este túnel oscuro”. Si bien, el prelado ha exhortado a que “no nos descuidemos” y “no demos pasos atrás”.

El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, impone la medalla de la Virgen de la Salud a la concejal de Promoción de la Ciudad, Marián Aguilar./Foto: BJ

En la parte final del panegírico, el obispo ha hecho hincapié en que “uno no se da cuenta de lo que tiene hasta que lo pierde y lo valora más que nunca”. Para finalizar rogando la “intercesión de la Virgen de la Salud por toda nuestra ciudad de Córdoba”.

En el acto se ha impuesto la medalla de la Virgen de la Salud (diseñada y fabricada por Ana Martina), como es tradicional, al representante del Ayuntamiento en este caso la concejala de Promoción de la Ciudad, Marián Aguilar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here