Córdoba se rinde a sus plantas


Numerosos devotos se acercan al santuario de los Salesianos en el día de su patrona

plantas Santuario de María Auxiliadora./Foto: Paco Román archicofradía
Santuario de María Auxiliadora./Foto: Paco Román
plantas
Santuario de María Auxiliadora./Foto: Paco Román

“Rendidos a Tus plantas, Reina y Señora, los cristianos Te aclaman su Auxiliadora”. Verso y estrofa, pasado y futuro; y un presente continúo en el que el título de la Auxiliadora cobra más sentido y actualidad que nunca. Este 24 de mayo de 2020, en todos los rincones del planeta, la Familia Salesiana se rinde a las plantas de su patrona, cuando la pandemia azota al orbe.

Y, en Córdoba, en un rincón del barrio de San Lorenzo, las puertas del santuario que lleva más de un siglo arraigado en la ciudad, se han abierto temprano para que los devotos -distanciados y de forma restringida por las recomendaciones sanitarias- se acerquen a ella para, hoy más que nunca, la Auxiliadora los guíe al puerto, salvos y felices.

Hoy no habrá procesión ni el campo verde se llenará de esa alegría salesiana que traen los miles de niños y adultos que pasaron por las aulas de la institución y jugaron en sus pistas, defendiendo el escudo de Don Bosco. Pero, como se ha podido comprobar en el santuario, Córdoba se ha rendido a sus plantas y su himno ha resonado con más fuerza, con más amor y más cariño que nunca. Como se ha podido apreciar en las lágrimas de más de uno de aquellos niños que fueron y que aprendieron a amar y encomendarse a la Virgen, rendidos a sus plantas.