Más de cien personas necesitan el apoyo de cáritas parroquial de Santiago Apóstol


En Montilla, la cáritas parroquial de Santiago Apóstol atiende a unas 35 familias cada tres semanas desde que comenzó el confinamiento

Iglesia de Santiago Apóstol en Montilla./Foto: Diócesis de Córdoba
Iglesia de Santiago Apóstol en Montilla./Foto: Diócesis de Córdoba

 

Iglesia de Santiago Apóstol en Montilla./Foto: Diócesis de Córdoba
Iglesia de Santiago Apóstol en Montilla./Foto: Diócesis de Córdoba

(Diócesis de Córdoba). Más de cien personas encuentran aquí los recursos suficientes para la manutención  y experimentan la familiaridad y la acogida que solo sabe dispensar el grupo de voluntarios, colaboradores en muchos casos del Comedor Social de San Juan de Ávila, a su vez, referencia de cariño y acogida para las personas más desfavorecidas de Montilla.

En estas personas tiene la mirada puesta desde que se jubiló María Espejo, que a pesar de su avanzada edad no consigue distanciarse de la tarea de servir y ofrecer amor al prójimo, a veces, incluso, venciendo alguna oposición familiar. Ella, junto a seis o siete voluntarios programan la entrega de alimentos frescos en coordinación con el Comedor Social que, dirigido por la hermana Manoli, centraliza las compras y donaciones. Para ello cuentan con la ayuda de socios colaboradores para reponer lo que se gasta. La colaboración no falta por parte de los vecinos de Montilla.

Ese tiempo, donde la crisis del coronavirus ha determinado la economía de muchos hogares, la generosidad de los montillanos  ha aumentado, movida por la urgencia de pagar recibos de agua, luz o alquiler con la ayuda de al Cáritas Parroquial de Santiago Apóstol.