El gesto del alcalde con su hermandad de la Buena Muerte


José Maria Bellido durante el acto organizado por la hermandad de la Buena Muerte./Foto: LVC
José Maria Bellido durante el acto organizado por la hermandad de la Buena Muerte./Foto: LVC

La jornada de este venía marcada por un buen número de actos de hermandades de la capital cordobesa. Uno de los que más llamaban la atención era el de los Garbanzos Solidarios, que organizaba la hermandad de la Buena Muerte. Realizados por el prestigioso chef cordobés, Kisko García, el acto reunió a más de dos centenares de personas en el centro cultural San Hipólito.

Entre los asistentes, una de las presencias más celebradas fue la del alcalde de Córdoba, José María Bellido. Cofrade de la Buena Muerte, el regidor no quiso faltar a la cita y mostró su respaldo a la iniciativa de sus cofrades. El acto estuvo marcado por un ambiente distendido en el que hubo sorteos y la actuación musical del grupo flamenco Mitad y Mitad.

Cabe recordar que el hermano mayor, Joaquín de Velasco señalaba en La Voz de las Cofradías que, desde que echó andar su candidatura, los miembros de la actual junta de gobierno de la Buena Muerte siempre quisieron que la obra social “fuera participativa”, ha confesado. Y no dudaba en resaltar la labor de Arístides Bermejo, como “gran artífice de esta iniciativa”. Mientras que el diputado de Caridad destacaba que “partimos de cero y había que buscar soluciones”. Para subrayar la “ayuda inestimable” de Kisko García. Y ha mostrado su gratitud tanto a la hermandad como al resto de colaboradores: Supermercados Piedra, Bodegas Campos, Bandolero, Volapié, Grupo Sojo, Barrilero y la Caseta Lagarillo. Entre los destinatarios de los beneficios se hallan las monjas de clausura, una obra social de la Compañía de Jesús (pisos de acogida) y otra del colegio de las Esclavas.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here