“Entremos en el tiempo de Cuaresma con este gesto de recibir la ceniza, un gesto de humildad auténtica y verdadera”


El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, preside la misa capitular en la Catedral de bendición e imposición de la ceniza

obispo
El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, impone la ceniza en la Catedral./Foto: Cabildo Catedral
obispo
El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, impone la ceniza en la Catedral./Foto: Cabildo Catedral

La Catedral de Córdoba ha sido el escenario donde, en la mañana de este Miércoles de Ceniza, el obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, ha presidido la misa capitular de bendición e imposición de la ceniza.

El acto litúrgico ha sido concelebrado por los canónigos del Cabildo Catedral de Córdoba y, en la homilía del mismo que ha recogido la Diócesis, el prelado ha recordado que “la Iglesia nos convoca a la conversión, a prepararnos a la fiesta de la Pascua y a considerar en primera persona la misericordia de Dios”. De ese modo, el obispo ha instado a los fieles a convencerse que la vida cristiana es dejarse mirar y reconciliar por Dios. Por lo que ha subrayado que “tenemos que contemplar que la misericordia de Dios no tiene fin, y por tanto, tu vida tiene arreglo”. Así, el tiempo de Cuaresma es “creer que nuestra vida puede cambiar”, ya que “Dios siente celo por su pueblo y es Él el que nos convoca y nos introduce en la Cuaresma”.

Monseñor Demetrio Fernández ha pedido a los fieles que “contemplemos una vez más la misericordia de Dios”. Y, por tanto, “no nos cansemos, porque es esa misericordia y el amor de Dios lo que nos puede cambiar y donde se apoya la vida cristiana”. Mientras que ha animado a que “entremos en el tiempo de Cuaresma con este gesto de recibir la ceniza, un gesto de humildad auténtica y verdadera, que nos recuerda que no somos nada, es Dios el que se ha encaprichado con cada uno de nosotros, dejémosle que nos quiera y nos transforme”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here