La Piedad y su obra social, un puntal en Palmeras


La hermandad destina casi la totalidad de su presupuesto a ayudar en el barrio, para el que también ha logrado dinero de entidades externas, lo que en total supone casi 30.000 euros para proyectos

Piedad
Piedad de las Palmeras. / Eva M. Pavón
85067020 194995488266885 4589402598519341056 n
Actividad al aire libre organizada por la hermandad de la Piedad en Palmeras. / Foto: LVC

No es casual que la asociación de vecinos Unión y Esperanza de Palmeras lleve como segundo nombre la advocación de la Virgen de la hermandad del barrio. Si lo lleva es en su honor y precisamente por lo que la cofradía de la Piedad significa en esta zona desfavorecida de Córdoba que es, además, una de las más pobres de toda España.

Si Palmeras cuenta con un vecindario formado por personas en una gran parte en exclusión social, la hermandad no es ajena a tal realidad, está con ellos y los acompaña. Piensa en los vecinos y actúa por ellos como demuestra la gran obra social que desarrolla en sus calles y que benefician desde niños a personas mayores.

En total, cada año la hermandad consigue para ayudar a los más desfavorecidos casi 30.000 euros – según fuentes de la cofradía-, prácticamente la totalidad de financiación externa, destinando sus escasos ingresos fijos, no más de 5.000 euros, a obra social también. Así, logra sus objetivos con el trabajo de los miembros de su junta de gobierno que han conseguido captar ingresos gracias a entidades externas que aportan el grueso de lo que se destina a los proyectos que mantienen en el barrio. Además, la hermandad hace rifas, organiza verbenas y vende lotería de Navidad para conseguir fondos extraordinarios durante todo el año. Entre las actividades recaudadoras de fondos están “Los pinchitos” que se venden a la plancha a partir de mayo y que son ya una tradición allí.

Tal y como cuentan desde la Piedad, uno de los proyectos que goza de una mayor consistencia en el tiempo y que ha calado en los vecinos por su forma de entender la cultura flamenca es la Escuela de Flamenco financiada por la Fundación Cajasur. Una escuela que brinda gratuitamente a sus alumnos la posibilidad de aprender baile, cante, guitarra y cajón flamenco de mano de profesionales y que garantiza a su alumnado una o dos actuaciones en directo coincidiendo con las vacaciones de Navidad y de verano. Anualmente se benefician de esta escuela flamenca 120 personas no solo de Palmeras, pues recientemente se ha ampliado a barrios como Miralbaida, Parque Azahara, Electromecánicas y El Higuerón.

87795703 609344482947383 8655696468356628480 n e1582663941427
La Escuela de Flamenco de Palmeras tras una actuación. / Foto: LVC

En 2019, la hermandad se embarcó en un nuevo proyecto de gran envergadura, financiado en esta ocasión por la Fundación Cajasol-La Caixa, para promover una Escuela de Música destinada principalmente al aprendizaje de percusión e instrumentos de viento. Se trata de la Banda de Cornetas y Tambores del Santísimo Cristo de la Piedad, que en su primer año ha conseguido captar la atención de pequeños y mayores, que forman una plantilla de cincuenta componentes, y que para 2020 espera continuar desarrollando su actividad. La intención de la cofradía es que en 2021 ya puedan tocar delante de la cruz de guía el Miércoles Santo pues ya han comenzado a montar las primeras marchas.

Con estos dos grandes proyectos formativos y alguno que, con la ayuda de su grupo joven, organiza durante el resto del año para el entretenimiento de los niños, la cofradía cumple con uno de los grandes pilares en los que se basan sus propios estatutos y que estaba en el ánimo de sus fundadores: sacar a los niños y jóvenes de la calle y procurarles un futuro mejor.

Pero su labor no queda ahí pues también atienden las necesidades económicas y de alimentación de los colectivos más desfavorecidos del barrio. Así, al año atiende a unas 100 familias. Entre las actividades que se pueden citar están distintos almuerzos solidarios para mayores, financiados por la Asociación Cristo de los Faroles, y para los más pequeños coincidiendo con San Antonio María Claret. A ello se ha sumado durante los dos años últimos un reparto alimentario que ha financiado íntegramente la asociación Pollos y Corazones de Córdoba.

Además, la hermandad dio origen en su día a un importante proyecto que fue su buque insignia y que actualmente va por cuenta del Ayuntamiento: el Comedor Escolar que financiaba la Agrupación de Cofradías y que consiste en la continuidad del comedor en periodos de vacaciones del colegio.

87975821 811101326021317 504679449216679936 n e1582660329941
Almuerzo organizado en Palmeras por la hermandad de la Piedad. / Foto: LVC

Toda esta ingente labor que la hermandad de la Piedad lleva a cabo hace que los vecinos de Las Palmeras tengan a su cofradía muy en cuenta y que la valoren. El presidente de la asociación Unión y Esperanza, Luis Maya, cree que la corporación nazarena es “muy relevante e importante” en la vida del barrio y que “se puede decir que junto al club de fútbol es la primera entidad que allí hubo y que ha sido un referente de cara a otros colectivos” que han surgido después.

Maya, que forma también parte de la hermandad, indica que “son muchas piezas las que hacen falta para ver un cambio total en el barrio de Palmeras pero la cofradía es una pieza muy importante”. Por su parte, Irene Membrive, coordinadora del proyecto de inclusión educativa de Estrella Azahara, que actúa en esta zona de Córdoba, considera también a la hermandad como algo “fundamental aquí” y que es además “el nexo de unión con la iglesia y otras entidades que trabajamos en Palmeras”.

Así, la corporación está muy volcada con el barrio y viceversa, algo que también valora desde la parroquia uno de los tres claretianos que la dirigen, José Ramón García, que añade que “es un apoyo al barrio en la cuestión religiosa, en el tema de evangelización, y aglutina a un grupo de gente y tiene proyectos sociales que van ayudando un poquito” a mejorar la vida de las personas que allí viven.

Al margen de lo social, los hermanos de Palmeras llevan a cabo su mayor proyecto patrimonial desde sus orígenes en 1972 consistente en la realización de la nueva imagen del Cristo de la Piedad, encargada a Antonio Bernal, y que a pesar de los escasos recursos económicos propios que maneja la hermandad, avanza, eso sí, con paso lento, lo que hace pensar a su junta de gobierno que no se podrá bendecir la nueva imagen antes de 2022. Por eso, es muy importante para la cofradía recibir donaciones procedentes de toda la ciudad. Sería, sin duda, una buena forma de devolver a la hermandad todo lo que hace por uno de los barrios con más necesidades de Córdoba.

87744439 1837741199689518 6751835610337509376 n
Cartel de la cuestación pro-Cristo de la Piedad