Salvador Fuentes: “Si lo que hacen las cofradías tuviese que pagarlo la administración pública, no lo podría hacer”

54

Lo social, el impacto, la labor que realizan, las calles que se van a dedicar a cofrades y el futuro museo son algunas de las cuestiones que aborda el edil en la siguiente entrevista

Salvador Fuentes./Foto: Irene Lucena
Salvador Fuentes./Foto: Irene Lucena
Salvador Fuentes./Foto: Irene Lucena

Desde el despacho del concejal del Ayuntamiento de Córdoba y responsable de la Gerencia de Urbanismo, Salvador Fuentes (PP), se ve una vista privilegiada de Córdoba. En una de las estanterías una encíclica del Papa Francisco llama la atención, mientras el edil confiesa su admiración por el cartel de la Semana Santa de Córdoba, que tiene intención de llevar a este espacio. De cofradías y de la ciudad nos disponemos a hablar. Su vertiente social, su impacto, la labor que realizan, las calles que se van a dedicar a cofrades y el futuro museo de las cofradías son algunas de las cuestiones que, sin ambages, aborda Fuentes en la siguiente entrevista.

-¿Qué relación tiene con el mundo de las cofradías?

-Mucha, porque desde los inicios en la oposición estábamos muy pendientes. Para lo bueno y para lo malo hemos estado al pie del cañón. Intentando hacer visible lo que el mundo cofrade hace por Córdoba. Soy de los que piensan que Córdoba no conoce realmente lo que hace el mundo de las cofradías. No es solo la Semana Santa; son los 365 días del año y detrás hay mucho compromiso social, mucha vinculación a la Iglesia y mucho barrio. Hay hermandades que sostienen un barrio y eso se tiene que reconocer y creo que la sociedad no reconoce. Somos muy dados a frivolizar.

-Es de Palma del Río y allí es de una hermano de una cofradía…

-Soy del Nazareno, toda mi vida. Y con la Virgen de Belén.

-¿Lo vio en la Magna?

Salvador Fuentes./Foto: Irene Lucena
Salvador Fuentes./Foto: Irene Lucena

-Sin duda. Ese es el gran mérito que tiene el mundo cofrade cordobés. Lo digo aquí y en Sampetesburgo, no valoramos lo que tenemos. Si la magna rociera o el Vía Crucis de la Fe lo hubieran hecho Huelva o Sevilla, hubiera sido noticia en National Geographic. En el mundo entero. Lo hizo Córdoba, eso fue sorprendente. La magna no la ha hecho Sevilla, la ha hecho Córdoba. Insisto en el valor que tiene el colectivo cofrade. Fue una exposición de fe en un sitio único en el mundo entero. Recuperar la estampa, para el mundo cofrade, de la Mezquita-Catedral es un mérito que hay que atribuirle al Cabildo, porque el estado de conservación es absolutamente encomiable.

-Esta última magna, qué ha supuesto para Córdoba.

Salvador Fuentes./Foto: Irene Lucena

-Todo. El mundo cofrade es una expresión de fe en el que se puede resumir en un día la labor de 365. Pero desde el punto de vista de los que estamos fuera y tenemos una responsabilidad pública es nuestro deber valorar lo que ha supuesto, lo que supone y lo que va a suponer que ese mundo cofrade haga las cosas bien, como se vienen haciendo. Cuantos menos problemas les pongamos, mejor para todos. Y siendo egoístas, esa Semana Santa -económica y socialmente- contribuye mucho a Córdoba. No es lo mismo que esté el paso en la calle a que no lo esté. Cuánto dinero mueve el mundo cofrade, cuánto empleo hay detrás… es incalculable. Hay que explicar a Córdoba, el valor y la singularidad que tienen las cofradías, que es ejemplar. yo, como cargo público, presumo de mi Agrupación de Cofradías y mi Cabildo.

-Han habido otros cargos públicos que han hecho todo lo contrario.

Salvador Fuentes./Foto: Irene Lucena

-Eso va con la forma de ser. He conocido gente de una ideología que ha sido totalmente compresiva con la fe cristiana. Esa es la línea que hay que seguir, el respeto y no estar ajeno a la realidad sociológica. En Córdoba, la gran mayoría de los cordobeses son cristianos. No puedo ir en contra de una forma de ser. Para mí es un orgullo ser cristiano y entiendo que hay que ser muy respetuoso con la forma de ser cordobesa, cada barrio tiene una iglesia. Puedes ser o no cristiano, cofrade… pero tienes que servir a una realidad que está ahí. Y el cristianismo está en las entrañas de Córdoba. Es nuestro deber seguir colaborando y contribuyendo con esa realidad.

-Es presidente de la Gerencia de Urbanismo ¿Desde ahí, qué se puede hacer por las hermandades? 

Salvador Fuentes./Foto: Irene Lucena

-Somos muy sensibles. Quiero poner de relieve la figura de los técnicos y de Juan Murillo. Por qué digo esto, porque es un magnífico profesional que sabe y reconoce el valor de la piedra. Lo digo porque estamos colaborando con el Obispado, muy mucho en la conservación del patrimonio. El Obispado está haciendo una ingente labor, ahora con el centro de interpretación de la Mezquita-Catedral, va a recuperar un edificio y se le va a dar a una vida impresionante. La Gerencia está comprendiendo y ayudando a conservar el patrimonio cristiano de Córdoba. A partir de ahí habrá que ver qué líneas de colaboración se ponen encima de la mesa, para que sigamos con la conservación. Estamos por labor de ayudar, en la medida de nuestras posibilidades, en la rehabilitación de espacios que son importantes para nuestra ciudad.

-Hablando de espacios ¿Ha llegado a su mesa la propuesta del museo de las cofradías?

-Sí. Hay un compromiso con ellos. Estamos en conversaciones con la Junta de Andalucía. El edificio que ellos quieren creemos que podemos sacarlo adelante. Y es una muy buena noticia, porque va a dar contenido a un espacio urbano muy interesante. Se puede ubicar dentro del entorno de la Mezquita-Catedral y puede quedar un espacio cofrade muy importante y en el sitio más idóneo. En este mandato puede ser una realidad.

“Tenemos otros precedentes de calles, que no es que tengan menos mérito, pero no más que ellos”

-La rotulación de calles solicitadas por las cofradías ha estado parado durante cuatro años.

-Tenemos una deuda pendiente con el mundo cofrade, porque no ha sido un mundo ajeno a la vida de Córdoba. Hay perfiles muy importantes que tienen que tener un sitio en la ciudad. Yo no digo lo que no se ha hecho antes. Aquí se rompió el consenso a la hora de denominar calles y eso no fue bueno. Porque antes la nomenclatura de las calles se hacía de forma consensuada. Las propuestas que se hacen desde las cofradías son muy sensatas y algunas en barrios muy señeros de Córdoba, que tienen un respaldo muy importante. Por ejemplo, tenemos un debe muy grande con Fray Ricardo y vamos a ello. Y como él, otros perfiles que están ahí, y vamos a intentar aprovechar la Cuaresma, para cumplir una deuda muy grande que tenemos en la ciudad y no pasa absolutamente nada. Tenemos otros precedentes de calles, que no es que tengan menos mérito, pero no más que ellos. 

-¿Qué le sorprende más de las hermandades?

Salvador Fuentes./Foto: Irene Lucena

-Soy neófito en el mundo cofrade, no tengo los conocimientos de Luis Martín. Pero valoro mucho la sensibilidad social de las hermandades. Y, aunque ellos no quieren -dicen que no es su cometido decir lo que están haciendo- yo sí tengo el deber de decirlo. No hay una hermandad que no tenga un cepillo para la gente que le hace falta algo y eso lo he vivido. Después dicen “es que va mucha gente detrás de un paso”, por algo será. No es solo la imagen, que también. Algo tendrán las imágenes cuando tanta gente va detrás de ellas. No solo fe, que es lo fundamental, sino también porque el mundo cofrade hace mucha labor, mucha hermandad, mucho compromiso social y se remangan. Y si eso tuviese que pagarlo la administración pública, no lo podría hacer. Como colectivos que han estado apartados durante mucho tiempo de las subvenciones del Ayuntamiento de Córdoba por ser cristianos. Si esos colectivos no hacen lo que hacen tendría que hacerlo la sociedad, porque es su deber. Esos colectivos están quitando mucha miseria y mucho dolor y eso es lo que se tiene que ver, seas o no cristiano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here