Candelas y Romero en el santuario de la Virgen de la Sierra por la Candelaria


Una temperatura casi primaveral ha acompañado la celebración de esta más que centenaria Romería que ha congregado a cientos de devotos en la ermita de la Patrona egabrense

Candelaria
Fiesta de la Candelaria en Cabra./Foto: AF
Candelaria
Fiesta de la Candelaria en Cabra./Foto: AF

Fiel a la tradición, el Santuario de María Santísima de la Sierra, Patrona de Cabra, acogía en la mañana de este domingo la celebración de la Romería de la Candelaria, una de las más antiguas en el calendario romero egabrense que en este 2020 alcanzaba su 108 edición. 

Fiesta de la Candelaria en Cabra./Foto: AF

Desde primera hora de la mañana, eran mucho los fieles y devotos de la Virgen de la Sierra los que se iban acercando hasta la “casita blanca” para hacerse con el tradicional ramo de romero junto a la vela y adquirir la tradicional “Rosca de San Blas” cuyo coste, un euro, ha ido destinado íntegramente al proyecto que tiene la Delegación en Cabra de Manos Unidas. 

Fiesta de la Candelaria en Cabra./Foto: AF

A las 12 comenzaba la celebración y lo hacía con la bendición de las velas y el romero dirigida por el Rector del Santuario y Consiliario de la Real Archicofradía, el sacerdote José Antonio Jiménez Cabello para continuar con la procesión del Divino Niño de la Virgen de la Sierra por los alrededores del Santuario subiendo hasta los miradores para realizar la bendición al horizonte que desde allí se divisa. 

Fiesta de la Candelaria en Cabra./Foto: AF

De vuelta al interior del templo, daba comienzo la Eucaristía conmemorando la Fiesta de la Presentación del Señor ofreciendo en la Acción de Gracias por parte de la Cofradía de la Esperanza un traje bordado en su taller de bordado,  para concluir con el tradicional y añorado besamanos al Divino Infante y dar por concluida la celebración litúrgica y comenzando la jornada de convivencia en el Santuario de familias y amigos que, aprovechando la agradable mañana de domingo, han pasado el día en la Sierra. 

Otro de los momentos tradicionales y habituales de esta más que centenaria Romería ha sido la rifa de las pastas, postres, dulces típicos, tartas y bizcochos aparte de los entrañables “pichones” que, para la ocasión, se presentaban ataviados al más puro estilo egabrense de las “mudanzas” un baile típico de esta localidad de la subbética. 

Para la ocasión, la Divina Serrana presentaba un antiguo manto de tisú de plata y sedas de colores donado en el año 1793 por la Marquesa de Fontanar.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here