“Es muy importante vivir los momentos fundacionales de una hermandad”


Rafael Jaén, Salvador Giménez y Francisco Barbero protagonizan La Voz de las Cofradías

hermandad
Grabación de La Voz de las Cofradías./Foto: JAS
hermandad
Grabación de La Voz de las Cofradías./Foto: JAS

La Voz de las Cofradías ha regresado este jueves con un programa en el que la hermandad de la Sagrada Cena y la prohermandad de la Quinta Angustia han tenido buena parte del protagonismo. Para ello, el hermano mayor de la corporación de la iglesia de la Merced, Rafael Jaén, y el mayordomo de la de Poniente, Francisco Barbero, han acudido a repasar la actualidad de sus dos instituciones. Junto a ellos ha estado el tertuliano habitual del podcast cofrade de La Voz y pregonero del costal de la Cena de 2019, Salvador Giménez. Y es que se da la circunstancia de que Jaén será el encargado de tomar su testigo en el atril, por lo que ambos han compartido experiencias y sensaciones. A lo que hay que sumar que Barbero ha desgranado las cualidades que llevaron a la corporación del Jueves Santo a elegir a estos dos pregoneros.

Entre los diversos aspectos que se han abordado, Jaén ha reflexionado sobre los pasos dados por la Quinta Angustia, que la han llevado a estar a las puertas de ser hermandad. Así, sobre la entrega de los estatutos al vicario general de la Diócesis, Antonio Prieto, el hermano mayor ha valorado que ello es señal de que “hemos hecho los deberes”. 

Jaén ha subrayado que, pese a ser una corporación aun pequeña, “la labor social es importante”. Mientras que ha recalcado que “es muy importante vivir los momentos fundacionales de una hermandad”. En este sentido, el máximo responsable de la Quinta Angustia ha argumentado que “he tenido la oportunidad de conocer, el mes que viene cumplo 64 años, de conocer a fundadores de la Buena Muerte, de la Misericordia, de la Paz… estas personas te contaban esos momentos y ahora los vives tu en una prohermandad, que todavía no tiene los diez años, y en los que hemos vivido cómo se hacía la Virgen en el taller. Años después con el Señor”. Jaén ha confesado que “no se me borra la imagen de la iglesia de la Merced, oscura, cuando se abrió el portón y venía la Virgen por primera vez, horas antes de que don Demetrio la bendijera”. 

Sobre cómo ven a la prohermandad, Giménez ha señalado que “las hermandades, como decía alguien que ya no está entre nosotros, no pueden tirarse a la calle con cuatro trapos. Hay que hacer las cosas bien, pasito a pasito, y estoy seguro cuando la cofradía Quinta Angustia salga de la iglesia de la Merced, lo va a hacer con todas las de la ley”. A la par que Barbero ha destacado que “creo que ya se le puede llamar hermandad. Está haciendo las cosas bien y saben lo que hacen. Eso es riqueza para nuestra ciudad”.

Todo esto y mucho más en la sección de Religión y Cofradías de La Voz de Córdoba, así como en las plataformas habituales, como Spreaker y Spotify, entre otras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here