El obispo de Córdoba predica en la Esperanza Macarena


Monseñor Demetrio Fernández presidió la función del 18 de diciembre ante la Señora de Sevilla en su basílica y animó a los devotos a pedirle a la Virgen lo que necesiten y les parezca imposible

El obispo de Córdoba durante su predicación ante la Virgen de la Esperanza de Sevilla. / Foto: Diócesis de Córdoba
Monseñor Demetrio Fernández ante la Virgen de la Esperanza Macarena. / Foto: Diócesis de Córdoba

El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, presidió este miércoles 18 de diciembre en Sevilla la función solemne dedicada a María Santísima de la Esperanza Macarena con motivo de la celebración de la Expectación de la Virgen, un día que como explicó el prelado en su homilía, no es festivo en el calendario romano pero si en el hispano-mozárabe, en el que se celebra la “fiesta principal de la Virgen de todo el año, la fiesta de Santa María”.

Según informa la Diócesis de Córdoba, el Obispo habló de la virginidad de María y recordó que el misterio de la Virgen es ser Madre de Dios siendo virgen. Aseguró “que si su hijo es Dios, su madre es virgen y si su madre no fuera virgen, su hijo no sería Dios”. El prelado destacó que la esperanza está concentrada en María Santísima, sobre todo en esta fechas cercanas a la Navidad, porque “lleva en su seno la esperanza del mundo, Jesucristo”.

Monseñor Demetrio Fernández recordó a los fieles que tienen devoción a María Santísima de la Esperanza porque “le habéis pedido cosas imposibles que Dios os ha concedido por su intersección”. Por eso animó a los devotos “sed atrevidos, no pidáis lo diario, pedidle algo que necesitéis y os parezca imposible, ella se lucirá en vuestra vida ya que no defrauda”.

Explicó el obispo de Córdoba también que el Misterio de la fe es Cristo, acompañado de María, “dos corazones que van unidos siempre” y que expresan la misma actitud: “obediencia, adoración, solidaridad y amor a toda la humanidad”. Por eso terminó su homilía animando a “que no nos falte la esperanza nunca” y a que sepamos aprender de la Virgen su capacidad de espera.

Al término de la misa, el hermano mayor de la corporación macarena, José Antonio Fernández Cabrero, entregó a Demetrio Fernández una fotografía de la Santísima Virgen de la Esperanza como recuerdo y agradecimiento de la solemne función.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here