Raquel sana, Ángel brindará esperanza


La Diócesis pondrá en marcha un proyecto de acompañamiento a mujeres para evitar que aborten, algo que sí hicieron las que atiende también la Iglesia para que superen ese trauma y dolor

El Proyecto Ángel ayudará a mujeres que piensen en abortar para que no lo hagan. / Foto: LVC
El Proyecto Ángel ayudará a mujeres que piensen en abortar para que no lo hagan. / Foto: LVC

Aunque esté amparado legalmente, el aborto no deja de ser un drama para muchas mujeres que, además de ser contrario a la vida, en muchos casos es la única opción que la sociedad brinda a las embarazadas con problemas de algún tipo para continuar con su gestación y que a menudo se arrepienten de llevarlo a cabo. 

Es por eso que la Diócesis de Córdoba va a poner en marcha el Proyecto Ángel, mediante el cual se facilitará acompañamiento y ayuda a las mujeres embarazadas que piensen en abortar para que finalmente no lo hagan y puedan seguir adelante con su hijo. 

Pilar Gálvez es la delegada diocesana de Familia y Vida y cuenta que ya sea porque la mujer se sienta sola, no apoyada, sea muy joven y el embarazo no haya sido deseado ni previsto o aunque así fuera el bebé venga con problemas, se le ofrecerá apoyo para que vea “el don que es la vida y que confíe en la Providencia y que todo puede salir bien con la ayuda de Dios”. También, si las dificultades son económicas, se le ayudará en este sentido para que el dinero no sea un problema en sacar adelante a sus niños.

Los ‘ángeles’ voluntarios que acompañarán a las mujeres que acudan a pedir respaldo deberán formarse en un curso que se celebrará el próximo mes de enero los días 10 y 11 en la Casa de Espiritualidad San Antonio. Para quien esté interesado en formar parte del equipo de Proyecto Ángel, la matrícula es de 30 euros y puede formalizarse en el correo [email protected], entrando en familiayvida.diocesisdecordoba.com o pinchando aquí.

Pilar Gálvez lamenta la cantidad “tremenda” que las Administraciones destinan al aborto frente a la “cantidad ínfima” que existe para ayudar a la maternidad. Y es que, cree que “si se pusieran más recursos a disposición de la maternidad, muchas mujeres no tendrían que pasar por el trauma del aborto, que no es algo inocuo, deja secuelas”, asegura la delegada de Familia y Vida porque conoce la realidad de cerca ya que esta delegación cuenta con otro programa desde 2018 que es el Proyecto Raquel y que se dedica a “sanar” las heridas que el aborto ha dejado en mujeres y sus parejas.

“Las mujeres que vienen a Proyecto Raquel vienen rotas, lloran porque no han conseguido superarlo, la sociedad silencia el drama que hay detrás de los abortos”, explica Pilar Gálvez. De ahí que en el nuevo proyecto se les vaya a hacer ver a quienes acudan pidiendo ayuda que de un aborto se puede uno arrepentir nada más salir de la clínica pero de tener un hijo en sus brazos no se arrepiente nadie nunca.

En Proyecto Raquel han atendido ya a unas 15 mujeres y varios hombres y es gratuito. Quien necesite ayuda en este sentido puede llamar al teléfono 669 183 762 y pasará por un proceso en el que curará sus heridas, se perdonará por lo ocurrido y sentirá el perdón de Dios.

A ello los ayudarán las consejeras y consejeros mediante su acompañamiento durante diez etapas -o mas si es necesario- en las que también participará si fuera preciso un psicólogo y, si están dispuestos y lo requieren, también un sacerdote. Pilar Gálvez indica que a este programa han acudido mujeres que acababan de abortar y otras que lo habían hecho veinte años antes pero que seguían con dolor.

Todo lo que cuentan es tratado con absoluta confidencialidad y una escucha gracias a la cual comienza la sanación porque nadie les juzga y los voluntarios les prestan su tiempo de manera desinteresada. Además, se consigue que las personas que han abortado y están arrepentidas perdonen también a quienes en su momento no les prestaron apoyo para evitarlo o las empujaron al aborto. La última fase del proceso es el duelo y la despedida de sus hijos como cuando fallece cualquier ser querido.

Con los proyectos Ángel y Raquel, creados por Spei Mater y que ya están presentes en más de 30 diócesis españolas, la de Córdoba brinda ya y lo seguirá haciendo apoyo a las mujeres para que si cometieron un error, aprendan a sentir el perdón de Dios y para que en caso de que piensen en cometerlo, no lo hagan y con ayuda de la Iglesia la vida triunfe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here