Mario y Javier serán los nuevos diáconos para la diócesis de Córdoba

73

Conoce a los dos jóvenes que en la solemnidad de la Inmaculada Concepción recibirán de manos del Obispo la ordenación diaconal, Mario González y Javier Solaz

Mario y Javier Solaz
Mario González y Javier Solaz./Foto: Diócesis de Córdoba-Álvaro Tejero
Mario y Javier Solaz
Mario González y Javier Solaz./Foto: Diócesis de Córdoba-Álvaro Tejero

Mario González y Javier Solaz serán ordenados el domingo 8 de diciembre, coincidiendo con la Solemnidad de la Inmaculada Concepción. Como ha informado la Diócesis, cada año en las mismas fechas, los seminaristas de último curso del Seminario Conciliar San Pelagio se ordenan diáconos en una ceremonia solemne en la Santa Iglesia Catedral, presidida por el obispo de la Diócesis, monseñor Demetrio Fernández.

Después de siete intensos años de formación en el Seminario Conciliar “San Pelagio” de Córdoba, Mario González y Javier Solaz, están cada vez más cerca de su ordenación sacerdotal. El primer grado de dicha orden lo recibirán este domingo, 8 de diciembre, con la ordenación de diáconos. Ambos se enfrentan a su último año de seminario y coinciden en que lo dedicarán a seguir preparándose, principalmente, en su relación con Cristo y en cómo transmitirla a los demás una vez que sean ordenados presbíteros.

Para Javier su paso por el seminario ha sido “un regalo de Dios”, considerando que ha crecido mucho a nivel humano, con lo que coincide Mario, añadiendo que para él una de las sorpresas ha sido la convivencia con sus hermanos, la parte fraternal que le han ofrecido, tanto ellos como los sacerdotes y formadores que los han acompañado. A pesar de estar a un paso muy importante en su vida, ambos confían en que están preparados, además de impacientes de que llegue el momento.

Mario y Javier hicieron su Promesa de Celibato, Profesión de Fe y Juramento de Fidelidad el pasado 28 de noviembre durante una eucaristía presidida por el obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, en la capilla del Seminario Mayor. Con este acto ambos dan el último paso en su preparación para el diaconado. Ante sus compañeros y formadores los futuros diáconos manifestaron su deseo de recibir el primer grado del sacramento del sacerdocio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here