“Ha sido un momento memorable y estupendo para la parroquia del Beato Álvaro de Córdoba”

24

La nueva junta de gobierno y el hermano mayor de la Cena juran sus cargos

Tomás Pajuelo junto a la nueva junta de gobierno de la hermandad de la Cena en la iglesia del Beato Álvaro de Córdoba./Foto: Paco Román
Tomás Pajuelo junto a la nueva junta de gobierno de la hermandad de la Cena en la iglesia del Beato Álvaro de Córdoba./Foto: Paco Román
Tomás Pajuelo junto a la nueva junta de gobierno de la hermandad de la Cena en la iglesia del Beato Álvaro de Córdoba./Foto: Paco Román
Tomás Pajuelo junto a la nueva junta de gobierno de la hermandad de la Cena en la iglesia del Beato Álvaro de Córdoba./Foto: Paco Román

La parroquia del Beato Álvaro de Córdoba celebraba, este domingo, la fiesta de Cristo Rey del Universo. Una celebración en la que se llevó a cabo la fiesta de regla de la hermandad de la Sagrada Cena, en honor a Nuestro Padre Jesús de la Fe.

Una ocasión que, este año, ha sido más especial si cabe, puesto que durante la eucaristía que presidió el párroco del Beato Álvaro de Córdoba y consiliario de la hermandad del Jueves Santo, Tomás Pajuelo, juraron sus cargos el reelegido hermano mayor, Manue Bonilla, así como las personas que integran la junta de gobierno que afronta este nuevo mandato en la cofradía.

Y, como ha señalado Pajuelo en declaraciones a La Voz de Córdoba, “ha sido un momento memorable y estupendo para la parroquia del Beato Álvaro de Córdoba”.

Un proyecto “a ocho años”

Manuel Bonilla durante la jura de su cargo de hermano mayor./Foto: Paco Román

Cabe recordar que, en una entrevista concedida a La Voz antes de ser reelegido como máximo responsable de la corporación de Poniente, Bonilla señalaba que “el proyecto que iniciamos es a ocho años. Creo que es a medio-largo plazo, que las personas que estén, si lo tienen a bien, continúen con él. Mi proyecto viene de épocas anteriores, lo que he hecho es mejorar algunos aspectos y, en otros, mantener lo que había. Se presenta uno porque tiene ilusión.

Bonilla valoraba, además, que “analizando el programa que presentamos en su momento se ha cumplido en un 90 por ciento. Si bien, habría que potenciar más la formación, tanto para los hermanos como para la junta de gobierno. Esperamos seguir potenciando el carácter sacramental de esta hermandad, como algo básico”. A lo que hay que sumar la intención de “continuar con el proyecto de palio. Con proyectos realistas, no meternos en inversiones que seamos capaces de asumir, porque no podemos llegar e hipotecar a una hermandad. Intentamos hacer proyectos realizables y, en estos cuatro años, llegar hasta donde podamos”

Esto, sin olvidar “la labor social que tenemos y ampliarla. Así se lo he hecho saber a mi junta de gobierno (hay gente que sigue y otra que no va a estar), que hay que hacerlo a mayor escala. Continuar potenciando nuestro grupo joven, que goza de bastante buena salud actualmente. Esas serían las directrices, sin olvidar el mantenimiento del patrimonio que tenemos actualmente”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here