“La caridad en la comunidad cristiana se tiene que mover”


Cáritas Diocesana de Córdoba ha celebrado su IX Asamblea Diocesana, presidida por el obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, y con el obispo auxiliar de Sevilla, monseñor Santiago Gómez

Asamblea de Cáritas Diocesana de Córdoba./Foto: Diócesis de Córdoba/Álvaro Tejero
Asamblea de Cáritas Diocesana de Córdoba./Foto: Diócesis de Córdoba/Álvaro Tejero
Asamblea de Cáritas Diocesana de Córdoba./Foto: Diócesis de Córdoba/Álvaro Tejero
Asamblea de Cáritas Diocesana de Córdoba./Foto: Diócesis de Córdoba/Álvaro Tejero

Cáritas Diocesana de Córdoba ha celebrado su IX Asamblea Diocesana. La misma ha estado presidida por el obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, y ha contado con la presencia del obispo auxiliar de Sevilla, monseñor Santiago Gómez Sierra.

Como ha informado la Diócesis, la jornada se celebra cada tres años y como marcan sus estatutos, ha estado presidida por el obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández. Durante su alocución el prelado ha dado las gracias a los trabajadores y voluntarios de Cáritas por su trabajo incansable, “un trabajo que cumplís con cariño”. Ha querido también animarlos a “seguir adelante ya que hay mucha tarea”. Monseñor Demetrio Fernández ha querido agradecer a monseñor Santiago Gómez Sierra, obispo auxiliar de Sevilla su presencia en esta asamblea.

El director de Cáritas Diocesana, Salvador Ruiz, ha sido el encargado de dar la bienvenida a los asistentes, a los que ha querido agradecer su labor y a los que ha recordado que “es tiempo de afrontar los retos con esperanza, sabiendo que la esperanza del pobre no se va a defraudar”.

Por su parte, monseñor Santiago Gómez, obispo auxiliar de Sevilla, se ha ocupado de la ponencia de reflexión, titulada “El servicio de la caridad en la Iglesia”. De su persona ha querido Manuel Hinojosa, delegado de Cáritas Diocesana, recordar su “fecunda labor pastoral en nuestra Diócesis” en los años que fue presbítero de la misma. El obispo auxiliar de Sevilla ha asegurado durante su intervención que la Iglesia “es experta en humanidad, en buscar el bien de las personas” por lo que la realidad de la pobreza sigue siendo “un desafío”. D. Santiago, no obstante, ha expresado que la pobreza no es solo económica, existe pobreza “cultural, social y espiritual”. Durante su alocución ha hecho hincapié en que “hay urgencia para compartir el pan pero hay que rechazar la tentación de dejar la evangelización”. Monseñor Santiago Gómez ha destacado también que para la Iglesia “el hombre vale por lo que es, no por lo que tiene”. Ha animado a los voluntarios a seguir trabajando, reconociendo que para ellos la pobreza “tiene un rostro, los voluntarios ven la pobreza en las personas, no en los números y cada persona es digna de nuestra entrega”.

A continuación, Raúl Flores, secretario técnico de la Fundación de Estudios Sociales y de Sociología Aplicada (FOESSA) ha sido el encargado de presentar el Informe Foessa “La acción de Cáritas a la luz del VIII informe Foessa sobre exclusión y desarrollo social en Andalucía”.

La secretaría general, Laly Ramírez, por su parte, se ha encargado de presentar un informe sobre las acciones más significativas desde la última asamblea y las líneas prioritarias. Éstas últimas se dividen en tres ejes, las personas, la institución y la sociedad y son las que deben de marcar la línea de actuación de todo el que forma parte de Cáritas.

La jornada, que ha comenzado con un rato de oración y adoración al Santísimo, ha terminado con una comida fraterna entre todos los asistentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here