Los avances en los palios del Dulce Nombre y la Alegría para 2020


Las dos imágenes de la Virgen tendrán nuevos bordados que si bien no van a suponer la terminación de los conjuntos, significan un progreso firme en sendos proyectos

Virgen del Dulce Nombre en su paso de palio. / Foto: LVC
Virgen de la Alegría en la Catedral. / Foto: Luis A. Navarro

Las hermandades de la Vera Cruz y el Resucitado son dos de las que en la capital cuentan con palios comenzados según grandes diseños y más que buenas ejecuciones y que cada año presentan algún avance en ellos. Así, el próximo años 2020 se podrán ver nuevos avances en estas piezas que, aunque no van a terminar los palios, van a significar dar pasos firmes en estos.

La hermandad de la Vera Cruz va a presentar nuevos bordados en el techo del palio de su titular la Virgen del Dulce Nombre. En los dos últimos años esta cofradía ha realizado dos molduras bordados en oro que han dejado el techo separado en varios fragmentos de distintos colores: rojo en el interior y azul en la parte que linda con las bambalinas.

El próximo año se verá esta greca azul ya bordada en oro fino por el mismo autor de todo el palio, Manuel Solano, de Morón de la Frontera, que ya trabaja en esta parte desde que el techo llegó a su taller en septiembre. Esta parte presentará un diseño novedoso que, aunque lleve motivos vegetales, no repetirá lo que se puede ver en las bambalinas. Algunas de las técnicas de bordado que se están aplicando son hojilla, puntita doble, mosqueta, ladrillo, cartulina y escamado de lentejuelas.

De esta manera, será un estreno esperado por lo cofrades, pues no se conoce nada del diseño final del techo de palio del Dulce Nombre como sí se ha visto ya el dibujo de las bambalinas de la Virgen de la Alegría, de la hermandad del Resucitado, que también avanzará.

En 2020 se va a estrenar una parte del palio que la cofradía quería tener para este año 2019 aunque no fue posible. Se trata de la bambalina trasera, que será el único avance por motivos de tiempo, aunque la idea era en un primer momento presentar también las bambalinas laterales terminadas el año que viene.

Los trabajos en este palio los está realizando Jesús Rosado en Écija desde hace dos años según diseño del cordobés Rafael de Rueda. La bambalina trasera de la Alegría es igual a la frontal aunque en la cartela del centro llevará a Nuestra Señora de la Luz Madre de la Juventud, cotitular de esta hermandad, que en un primer momento ideó poner en este lugar el escudo de Córdoba.

Además, la hermandad del Resucitado también va a presentar restauradas las jarras del paso de la Virgen, algo de lo que se encargará el orfebre Manuel Aguilera y que sigue con la reforma de la orfebrería del palio como ya se hizo este año con varales y alargamiento de respiraderos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here