La Quinta Angustia recibe a los soldados que regresan de Irak


La prohermandad celebra una misa de acción de gracias en la iglesia de la Merced

Miembros de la prohermandad y de la Brigada./Foto: Quinta Angustia
Miembros de la prohermandad y de la Brigada./Foto: Quinta Angustia

La prohermandad de la Quinta Angustia celebró una Misa Solemne de Acción de Gracias en la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Merced, sede Canónica de la corporación; con motivo del retorno del contingente perteneciente a la Brigada X Guzmáneel Bueno de su misión en Irak, que gracias a la protección de nuestra Sagrada Titular, María Santísima de la Quinta Angustia, los hombres y mujeres que lo componían han regresado a casa sin ninguna novedad tras haber cumplido con su deber. La eucaristía estuvo presidida por el capellán Castrense.

El hermano mayor y el comandante./Foto: Quinta Angustia

Durante el transcurso de la misa se realizó la retirada de la boina negra que desde la partida de la Unidad permanecía a los pies de María Santísima de la Quinta Angustia, como símbolo de la protección y amparo de  la titular a todos los integrantes del contingente, por el comandante José Luis Moreno González, que estuvo acompañado por Antonio Ramón Bernal Martín y el hermano mayor de la prohermandad en este solemne acto.

Antes del acto de retirada de la boina, el hermano mayor de la Quinta Angustia, Rafael Jaén Toscano, expresó su felicitación a los integrantes de la unidad por el éxito de la Misión e indicó que durante todo el tiempo que ha durado esta, todas las oraciones y peticiones de la cofradía han ido dirigidas a solicitar la intercesión de la Santísima Virgen para la protección de todos los integrantes de la Unidad desplazada. Además manifestó su satisfacción por la realización de diferentes actividades durante el tiempo del despliegue con las familias de todos los militares desplazados a Irak, con la consiguiente tranquilidad de los militares desplazados al saber que sus familias han estado acompañadas en todo momento.

En su alocución a los asistentes el comandante agradeció a la prohermandad su preocupación y desvelos para con los integrantes del contingente, así como con todos sus familiares. Manifestó, igualmente, su satisfacción por el éxito de la misión, un éxito compartido con los miembros de la corporación, según palabras del propio Moreno, al haber desarrollado una bella labor de acompañamiento a los familiares de la Brigada durante su tiempo de ausencia a través de diversas actividades culturales y lúdicas que reconfortaban a miles de kilómetros de distancia a los integrantes del contingente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here