Evans: “No podemos quedarnos inmunes y, si no nos remuerde la conciencia, es que la enfermedad ya se ha producido en muerte”


El delegado diocesano de misiones, Antonio Evans, conversa con los escolares./Foto: BJ
El delegado diocesano de misiones, Antonio Evans, conversa con los escolares./Foto: BJ
El delegado diocesano de misiones, Antonio Evans, conversa con los escolares./Foto: BJ
El delegado diocesano de misiones, Antonio Evans, conversa con los escolares./Foto: BJ

El delegado diocesano de Misiones, Antonio Evans, ha recibido este viernes la llegada del autobús del Domund, acompañado por diversos miembros de la Delegación, así como por numerosos escolares de diversos centros de la capital cordobesa.

El delgado diocesano de Misiones junto al autobús del Domund./Foto: BJ

El delegado ha recordado que estamos en un mes extraordinario misionero, pedido por el Papa. Y ha destacado que “el acento está en salir de una Iglesia de cristiandad y asumir una Iglesia en misión”. En este sentido, Evans ha subrayado que, “cada cristiano, es una medicina hecha carne y que tiene que llevar a su matrimonio, a su familia, a su trabajo”. Por lo que “asumir esa militancia misionera es la clave de estar consagrado y sentirme enviado”. 

De ese modo, Evans ha explicado que se trata de dos dimensiones: “ponte aquí en estado de misión y no te avergüences del Evangelio, que es la medicina; y la otra es los cerca de 200 misioneros que tenemos en las periferias más dramáticas, en los estercoleros de la humanidad”.

El delgado diocesano de Misiones junto al autobús del Domund./Foto: BJ

Ante ello, el delegado diocesano ha insistido en que “no podemos quedarnos inmunes y, si no nos remuerde la conciencia es que la enfermedad ya se ha producido en muerte. Se han muerto los principios, los valores… Es un muerto en vida”.

Otro de los aspectos que el delegado ha puesto en valor sobre esta realidad ha dedicado en que “la fe origina la caridad”. Y ha detallado que “la caridad es la prueba de la fe. Esa es la que salva y se traduce en caridad, que se traduce en misionero, testigo. La origina la fe, florece en la caridad y se rubrica con los signos de esperanza”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here