“Lo prometido a los hermanos se hace realidad”


Valera
Firma del contrato./Foto: Paz
Valera
Firma del contrato./Foto: Paz

La hermandad de la Paz y el orfebre cordobés, Manuel Valera, han unido sus caminos para los próximos meses. Ello gracias a la firma del contrato por medio del cual el artista realizará la corona que la Paloma de Capuchinos luzca con motivo de su coronación pontificia, que tendrá lugar en 2020. Una rúbrica que se suma al anuncio que ya realizara la cofradía hace unos meses y que, ahora, agiliza el proceso de realización de la pieza.

Y es que, como ha señalado el hermano mayor de la corporación, Enrique Aguilar, a La Voz, “lo prometido a los hermanos, que lucharía para que nuestra madre se coronase con corona de oro, se hace realidad”. A lo que ha añadido que “seguimos trabajando para ello y los sueños se van cumpliendo”. 

Cabe recordar que, como se indicaba desde la hermandad de la Paz, se trata de una corona en la que priman los aspectos simbólicos, destacando el uso del cristal o su dimensión iconográfica. Su inspiración se remite a las tendencias actuales en geometría fractal, dialogando con un lenguaje profundamente barroco en ornamentación y pequeña imaginería.

Valera es uno de los artistas más demandados, tanto en la capital como lejos de la misma (especialmente, en Málaga). De sus últimos trabajos es digno de mención el diseño, elaborado junto a su hijo, del que será el nuevo paso del Cristo de la Expiración.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here