“Aun no se han inventado las palabras para que pueda describir ese momento”


El Nazareno de Hinojosa durante su traslado a la magna exposición de la Catedral./Foto: Luis A. Navarro
El Nazareno de Hinojosa durante su traslado a la magna exposición de la Catedral./Foto: Luis A. Navarro
El Nazareno de Hinojosa durante su traslado a la magna exposición de la Catedral./Foto: Luis A. Navarro
El Nazareno de Hinojosa durante su traslado a la magna exposición de la Catedral./Foto: Luis A. Navarro

(Blas Muñoz/Joaquín de Velasco). La magna exposición que acogía la Catedral de Córdoba dejaba momentos que ya son parte de la historia devocional de la diócesis. Pasados unos días del inolvidable acontecimiento, la presidenta de la cofradía del Nazareno de Hinojosa del Duque, Gema Luna Fernández, hace balance de lo que para los cofrades hinojoseños ha supuesto su participación.

-¿Cómo describiría la experiencia de traer al Nazareno a Córdoba para participar en la exposición ‘Por tu Cruz redimiste al mundo‘?

-La idea de participar en la magna exposición fue todo un reto para la cofradía. No debemos olvidar que la imagen de nuestro titular es propiedad de la hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Santísima Virgen del Tránsito de esta localidad que, gentilmente, nos la cede cada Viernes Santo por la mañana para que pueda procesionar por las calles de Hinojosa. Y, desde que nos lo propusieron, nos dieron la tranquilidad desde la organización de que tanto el traslado, tanto del paso como de la imagen, sería cubierto por el Cabildo.

-¿Qué opinión le merece esta exposición?

-Una auténtica exposición de fe, de fraternidad, de devoción y de reivindicar que Córdoba es nazarena y nuestra provincia tiene imágenes muy bonitas, que la gente admira y le tiene mucha devoción.

-Además de su paso y su sagrada imagen, ¿ha tenido ocasión de recorrerla? ¿Qué le ha llamado la atención?

-Tuve la oportunidad de recorrerla el miércoles. Me ha llamado la atención todo. Y, sobre todas las cosas, el cariño y devoción que la gente que estábamos allí trabajando, profesamos.

-¿Han notado el cariño de cordobeses y visitantes hacia su imagen?

-Sí. Hinojosa del Duque, lamentablemente, es un pueblo muy poco conocido dentro de la provincia de Córdoba. Eso me da mucha pena. La gente se nos acercaba para preguntarnos de dónde éramos. Quiero aprovechar para darle las gracias a las hermanas de la iglesia conventual de Santa Ana, por su disponibilidad. Todo el mundo se ha portado con nosotros estupendamente y Córdoba capital y la provincia han sabido acogernos como Nuestro Padre Jesús Nazareno hinojoseño se merece.

-Para un cofrade de Hinojosa, ¿qué significa ver a su titular en la Catedral?

-Aun no se han inventado las palabras para que te pueda describir ese momento. Es increíble no, lo siguiente. Una satisfacción, un orgullo, sentimiento, cariño y decir que nuestro trabajos e ve recompensado.

-La cofradía participó en la gran procesión previa, con un recorrido cargado de belleza que transcurrió por el corazón de la Judería ¿Con que momentos especiales se quedaría?

-Con muchos momentos. Con el buen hacer de mi cuadrilla de costaleros, que pasó muchísimos apuros por las calles de la Judería, pero supieron mantener el tipo y ser unos auténticos profesionales, aun sin haber ensayado. Y también de que Córdoba haya visto a mi cuadrilla de costaleras. Quisimos que ellas estuvieran presentes como alma viva de nuestra cofradía.