Los excelentes números de las iglesias fernandinas


La ruta por los ocho templos recibió en sus ocho primeros meses de vida casi 52.000 visitantes, siendo San Francisco la iglesia más concurrida y abril y mayo los meses de mayor afluencia

Santa Marina Rosetón
Iglesia de Santa Marina. / Foto: LVC
Iglesia de San Lorenzo. / Foto: LVC

La Ruta de las Iglesias Fernandinas, puesta en marcha por el Cabildo Catedral de Córdoba a finales de noviembre de 2018, interesa a cordobeses y quienes llegan para conocer la ciudad. Y es que este recorrido recibió en sus ocho primeros meses de vida, hasta julio pasado, 51.954 visitantes. De ellos, 42.460, que suponen casi un 82 por ciento, fueron turistas, mientras que el resto, 9.494 personas, fueron residentes, es decir, cordobeses de la capital y la provincia que no tienen que pagar por el ticket de la Mezquita-Catedral que sirve de entrada a los templos de la ruta.

La parroquia de San Francisco y San Eulogio destaca entre todas las demás iglesias en número de visitas, lo que podría explicarse por su cercanía a la Catedral y a la zona de mayor impacto turístico de la ciudad. Hasta ella llegaron entre finales de noviembre de 2018 y julio de 2019 el 23 por ciento de los participantes en la ruta, un total de 11.884 personas. De ellas, un 85 por ciento, es decir, 10.087 personas eran turistas, y el resto fueron residentes cordobeses. 

Las demás iglesias se situaron entre las 3.413 personas que entraron a Santiago (6,5 por ciento del total) y las 7.822 de San Agustín (15 por ciento), joya del Barroco cordobés en la que se encuentra expuesta al culto Nuestra Señora de las Angustias, obra cumbre del escultor Juan de Mesa. Se da la circunstancia de que el regentado por los dominicos fue el templo al que más residentes llegaron, con un total de 2.772, lo que supone más de un tercio de sus visitantes en el periodo analizado.

Por número de asistentes, le siguen los templos de San Andrés, donde accedieron 6.787 personas; San Lorenzo, con 6.377; Santa Marina, con 6.211; San Pedro, con 5.155 y el Carmen de Puerta Nueva, donde se contabilizaron 4.305.

En todos los casos se aprecia una mayor afluencia de visitantes durante el horario de mañana respecto al de tarde, teniendo la mayor diferencia en estos intervalos los templos de Santa Marina, San Agustín y el Carmen de Puerta Nueva, en torno a 500 personas más entre las 10:00 y las 14:00 que de 15:00 a 18:00. 

Retablo de la iglesia de San Andrés. / Foto: LVC

Por meses, la estadística no dejar lugar a la duda, abril y mayo fueron los más frecuentados. Son meses de temporada alta en la ciudad por la Semana Santa y otras fiestas populares como las Cruces, los Patios o la Feria. Así, en abril hubo 12.025 visitantes y en mayo, 11.374. Esto supone 23.399 entre los dos meses, que coparon el 45 por ciento de la afluencia, prácticamente la mitad de todo el tiempo que lleva de vida la ruta fernandina.

Satisfacción en el Cabildo Catedral

Desde el Cabildo Catedral de Córdoba, promotor de la Ruta, hicieron una valoración de “satisfacción” porque la iniciativa “está cumpliendo los objetivos que establecimos”, indicó el canónigo responsable de Comunicación, José Juan Jiménez Güeto.

De esta forma, se está mostrando “la riqueza patrimonial que alberga la ciudad como son estas iglesias de la Axerquía”. Y también están satisfechos en el Cabildo porque se ha llevado a cabo otro de los objetivos como “generar puestos de trabajo que son las personas que acogen al visitante”, así como colaborar con el turismo en zonas del Casco Histórico más alejadas de la Mezquita-Catedral. “Por los comentarios que recibimos, la gente está contenta” en comercios y bares del entorno de las iglesias abiertas para su visita, explicó Jiménez Güeto.

Los datos de los primeros meses de funcionamiento de la Ruta Fernandina “nos han sorprendido”, reconoció el responsable de Comunicación del Cabildo, que quiso también destacar el “éxito” del ciclo de conciertos en los templos en primavera y verano, una iniciativa que “intentaremos repetir”.

Por todo ello, el Cabildo de la Catedral va a seguir trabajando en la Ruta para “potenciarla y promocionarla” para que las iglesias que la conforman sean aún más conocidas y visitadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here