Los vía crucis se salvan, la magna peligra


Las predicciones no son lo halagüeñas que deberían, para esta época del año y estad mirad de septiembre

magna
Traslado en vía crucis a la Catedral./Foto: Luis A. Navarro
magna
Traslado en vía crucis a la Catedral./Foto: Luis A. Navarro

Los traslados de la magna, propiamente dichos, han comenzado este viernes con la llegada a la Catedral de las imágenes del Cristo de la Oración y Caridad, Jesús Caído, la Sangre, la Agonía, el Huerto y el Amarrado a la Columna. El templo mayor ya cuenta con un interesante elenco de imágenes que, si el tiempo lo permite, será mucho mayor cuando caiga la madrugada del domingo.

Un extremo que está aún por ver, puesto que las predicciones no son lo halagüeñas que deberían, para esta época del año y estad mirad de septiembre se ha convertido en una especie de Cuaresma. La dana, que ha dejado sus terribles consecuencias en el a levante español, amenaza con su coletazo a Córdoba y la esperada procesión peligra.

Como estuvieron en peligro los traslados vía crucis de la magna de este viernes, cuando una pocas nubes y algo de agua en algunos puntos aislados de la capital aparecieron alrededor de las ocho de la tarde. La lluvia no fue a más y las hermandades siguieron adelante con el plan programado, para llegar a la Catedral. En el templo mayor y sus alrededores, el número de personas era considerable, demostrando la expectación que la magna ha generado. Toda una riqueza devocional para la ciudad, a la que se suman otras bonanzas que el número de visitantes trae consigo.

El Cristo de la Oración y Caridad, Jesús Caído, la Sangre, la Agonía, el Huerto y el Amarrado a la Columna ya están en la Catedral. La magna cobra forma mientras a los cofrades ya solo les queda mirar al cielo y al parte meteorológico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here