Estas son las imágenes que compondrán el misterio del Beso de Judas

60

El imaginero Manuel Luque Bonillo presenta el boceto del misterio que realizará para el titular de la agrupación parroquial de la Salud

imágenes
Boceto del misterio del Beso de Judas./Foto: Manuel Luque Bonillo
imágenes
Boceto del misterio del Beso de Judas./Foto: Manuel Luque Bonillo

El imaginero Manuel Luque Bonillo presentaba este viernes el boceto del misterio que realizará para el titular de la agrupación parroquial de la Salud, Nuestro Padre Jesús de la Salud en su Divina Misericordia en el Beso de Judas. El imaginero ha realizado un profundo estudio y ha pormenorizado la explicación de las imágenes que lo compondrán, como a continuación les reproducimos.

Las imágenes

Judas Iscariote. Aparece acercándose por detrás de Jesús a su lado izquierdo para permitirnos la completa visión frontal de la imagen del Señor, Judas tendrá plena visión frontal y por el costero derecho del paso, va pronunciando las palabras “Salve Rabbi” que recogen los evangelios de Mateo y Marcos, en su mano derecha porta la bolsa con las treinta piezas de plata símbolo de la traición. Representado en edad madura cercano a la treintena, de rasgos judíos con barba bífida y largos cabellos rizados de tonos rojizos, el simbolismo del pelo en color pelirrojo (un color diferente del de la mayoría) tiende a identificarse en algunas épocas del arte con el mal, con la traición. Veste ropas en tonos oscuros que contrasten con la pureza de la túnica del Señor.

San Juan. En devota actitud implorante con las manos unidas comprendiendo en ese instante el significado de la acción de Judas y las consecuencias de la misma, queda situado el más cercano a Cristo símbolo de su predilección, situado en el costero derecho del paso desde donde tendrá plena contemplación al igual que desde la vista central ya que las imágenes de Judas y Cristo se encuentran centradas en el frontal del paso dejando la visión a ambos lados para la imágenes de Juan y Santiago, en su rostro la juventud del hombre, imberbe, su cabeza de dulces rasgos y de largos y rizados cabellos en tonos claros. Viste Túnica verde y manto rojo.

Santiago. Situado de frente al costero izquierdo con la mirada hacia Judas y el cuerpo girado hacia la trasera del paso en actitud temerosa de abandonar las escena para que se cumplieran las escrituras “Todos vosotros os escandalizaréis de mí esta noche; porque escrito está: Heriré al pastor, y las ovejas del rebaño serán dispersadas” (Mateo 26:31). Con largos cabellos oscuros y barba bífida, en la plena madurez del hombre. Su visión es completa desde el costero izquierdo. Viste Túnica azul oscuro y manto claro con cruz de la orden de Santiago.

San Pedro. Se encuentra situado hacia la mitad del misterio, como si quedara vigilante, temeroso por si alguien se acercara, como dice Giovanni Papini en su libro historia de Cristo: “Entre sus fuertes manos sostiene el espada, presto a intervenir si fuera necesario en la defensa de su maestro”. Situado bajo el olivo girado en el costero hacia la trasera del paso en actitud defensiva hacia Malco que se acerca al otro lado del olivo. La disposición de la imagen del apóstol San Pedro nos permite la completa visión de la imagen desde el costero derecho del paso. Representando la vejez del hombre, rudo de rostro poderoso, barba poblada y larga, de tostada anatomía y manos encalladas. Viste túnica azul y manto ocre.

Malco. Nombrado en el Evangelio de San Juan, “Simón Pedro, que iba armado de espada, la desenvainó, dio un tajo al siervo del sumo sacerdote y le cortó la oreja derecha –el siervo se llamaba Malco–. Jesús dijo a Pedro: —Envaina la espada: la copa que me ha ofrecido mi Padre, ¿acaso, no la voy a beber?” Sirviente del Sumo Sacerdote, situado en la trasera del paso en el costero derecho, Malco porta en su mano derecha un farol y en la izquierda un palo como describe el evangelio de San Juan,” Así pues, Judas tomó un destacamento y algunos criados de los sumos sacerdotes y los fariseos, y se dirigió allá con antorchas, linternas y armas” Malco se encuentra indicando a Gamaliel quien el Jesús. Representado de edad madura, de rasgos judíos con barba de color oscuro. Viste túnica larga, sobre túnica sin mangas y turbante en tonos crudos, con cinto en tonos burdeos.

Sumo sacerdote Gamaliel. El rabino Gamaliel I, fariseo reconocido doctor de la ley y prominente miembro del sanedrín en la mitad del primer siglo. Cuentan algunas fuentes que cuando Jesús siendo niño “se perdió” en el Templo de Jerusalén durante tres días, uno de los maestros de la Ley con los que hablaba era Gamaliel, junto a otros rabinos importantes como Shammai, de una escuela diferente a la de Gamaliel, y el propio Hillel. En este momento de la vida de Jesús, cuentan las mismas fuentes, el propio Jesús le habría hecho a Gamaliel una profecía que se cumplió el día de su crucifixión. El cumplimiento de la misma hizo que se arrepintiese de su desconfianza en Jesús y se bautizase. Gamaliel I aceptó la fe cristiana, y permaneció como miembro del Sanedrín con el propósito de secretamente ayudar a los cristianos. De acuerdo con Focio, fue bautizado por San Pedro y San Juan, junto con su hijo y con Nicodemo. Iría situado justo detrás del olivo en la trasera del paso en el costero contrario a Malco, con el brazo izquierdo extendido pidiéndole al sirviente que espere la señal del traidor, en la mano derecha porta un báculo. Sus vestiduras serían las propias de un miembro del sanedrín.

“Esta distribución de las imágenes nos permitirá que el paso de misterio tenga puntos de atracción en los tres costeros principales del paso, pudiéndose contemplar todas las imágenes plenamente, no quedando ninguna fuera del ángulo de visión de los devotos que contemplan el misterio a pie de calle, formando todo ello un conjunto armónico y homogéneo”, finaliza Luque Bonillo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here