El obispo pide que la magna traiga “bendiciones del cielo a los que en ella participamos”


Monseñor Demetrio Fernández alude en su carta semanal al acontecimiento de los próximos días en la capital, que unirá a imágenes de toda la diócesis en la Catedral

Monseñor Demetrio Fernandez, obispo de Córdoba. / Foto: José I. Aguilera
Monseñor Demetrio Fernandez, obispo de Córdoba. / Foto: José I. Aguilera

El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, ha dedicado su carta semanal a la magna exposición ‘Por tu Cruz redimiste al mundo’ que se celebrará en la Catedral entre el 15 y el 22 de septiembre y que ha deseado que “traiga bendiciones del cielo a todos los que en ella participamos”.

En este sentido, el obispo ha pedido que logremos “abarcar lo ancho, lo largo, lo alto y lo profundo, comprendiendo el amor de Cristo, que trasciende todo conocimiento” (Ef 3,18). “Y que recorramos el camino de la vida, sabiendo que Jesús va por delante de nosotros, nos espera y nos acompaña siempre”, ha recordado.

Sobre la magna, el obispo indica en su misiva que “se trata de la convocatoria de imágenes de Jesús, provenientes de puntos significativos de toda la diócesis y provincia de Córdoba, que expresan ese amor del Corazón de Cristo en los distintos pasos de Pasión, Muerte y Gloria del Señor”. 

Asimismo, el prelado alude a los motivos por los que se celebra esta magna exposición como son “el centenario de la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús en el Cerro de los Ángeles (Getafe) y al celebrar el 90 aniversario de la bendición e inauguración del monumento al Sagrado Corazón en Las Ermitas de Córdoba”. Asimismo, se refirió a otro motivo del evento como es el 75 aniversario fundacional de la Agrupación de Cofradías de Córdoba, a la que felicitó por este aniversario.

En la carta, monseñor Fernández da “las gracias a todos los que habéis preparado con esmero este acontecimiento religioso de nuestra diócesis. Os agradezco de corazón especialmente a los que venís de las parroquias rurales, portando vuestra imagen bendita de Jesús y superando todo tipo de dificultades. Una vez más el Cabildo de la Santa Iglesia Catedral nos acoge en el Templo madre de toda la diócesis para una expresión de fe tan eclesial”.

Igualmente, el obispo de Córdoba recuerda que el culto a las imágenes “quedó consagrado en el Concilio II de Nicea (787), superando los ataques inconoclastas, que han rebrotado también en épocas posteriores”. En este sentido, expresa que “el culto a las imágenes remite al prototipo”, como enseña la Iglesia. Y explica que “las imágenes son una prolongación del misterio de la Encarnación, por la que el Hijo eterno invisible se ha hecho visible al tomar nuestra propia carne, podemos tocarle, podemos mirarle, podemos abrazarle, podemos besarle. Las imágenes son expresión de una fe colmada de belleza, a través de ellas llega hasta nosotros el rostro de Cristo con sus preciosas actitudes de misericordia, de cercanía, de amor”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here