El obispo recibe el nombramiento de Alfarero de Honor


El nombramiento también recae en Gabriel Guerrero Gálvez por la innovación de formas y materiales cerámicos

El obispo, Demetrio Fernández, nombrado Alfarero de Honor.
El obispo, Demetrio Fernández, nombrado Alfarero de Honor. /Foto. LVC

La Asociación de Artesanos Alfareros de La Rambla entregó anoche al obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, la distinción de Alfarero de Honor 2019 en La Rambla. La decisión fue trasladada al prelado por el presidente de esta asociación, Álvaro Montaño, y el alcalde del municipio, Jorge Jiménez, que junto a una delegación de artesanos rambleños mantuvieron un encuentro en el Palacio Episcopal para hacerle llegar personalmente la distinción. La distinción es un reconocimiento que la Asociación de Artesanos Alfareros  viene realizando desde 1998. Tras  21 ediciones, se ha consolidado como un evento de difusión de la alfarería.

El obispo, Demetrio Fernández, nombrado Alfarero de Honor.
El obispo, Demetrio Fernández, nombrado Alfarero de Honor. /Foto. LVC

En la  festividad de Santa Justa y Rufina, patronas de los alfareros, el prelado ha recibido la distinción en un acto junto a Gabriel Guerrero Gálvez, que también obtiene este título honorífico por la innovación de formas y materiales cerámicos. Al acto de reconocimiento le precedió la celebración de la misa en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción y la firma de los homenajeados en el libro de honor del Ayuntamiento. Seguidamente, ambos recibieron el nombramiento y la insignia de la Asociación en la plaza de la Cadena de la localidad.

La Asociación ha querido reconocer con esta designación la vinculación del obispo de Córdoba a la alfarería que a través de su familia conoció el oficio artesano del barro. Nacido en Puente del Arzobispo, población alfarera por excelencia junto a la vecina Talavera de la Reina, donde se ordenó sacerdote, “creció entre tornos y esmaltes apreciando desde cerca el noble oficio de la alfarería y la capacidad del maestro alfarero de modelar con sus manos piezas de gran calidad”, reconoce la Asociación. Asimismo, el colectivo considera que el Obispo es conocedor del esfuerzo de los artesanos alfareros por crear piezas únicas y de calidad y “tiene sobrados atributos para recibir esta distinción y para ser embajador de la cerámica y la alfarería rambleña”. Don Demetrio cuenta con varias generaciones de alfareros en su familia, algo que lo convierte en opinión de la asociación en “un gran conocedor” de este colectivo artesano. Durante la visita de al delegación rambleña, el Obispo narró algunas de sus vivencias en torno  a la alfarería y describió el modo de producción y la evolución de un sector que para él tiene “mucha resonancia personal”.

El obispo, Demetrio Fernández, nombrado Alfarero de Honor.
El obispo, Demetrio Fernández, nombrado Alfarero de Honor. /Foto. LVC

Los artesanos alfareros reconocen con esta distinción que don Demetrio es “un representante en la Tierra del primer alfarero, Dios que moldeó con sus manos al primer hombre”. Como muestra la fotografía, el Obispo en una visita pastoral a La Rambla, trabajó el barro en el torno, una imagen para él entrañable porque le recuerda a su padre y abuelo en la alfarería familiar de la que “solo fui aprendiz”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here