El volátil puesto de capataz


Durante los últimos meses se han producido, desde destituciones hasta renuncias

capataz
Juan Rodríguez ante el palio de la Merced./Foto: Jesús Caparrós
capataz
Juan Rodríguez ante el palio de la Merced./Foto: Jesús Caparrós

La llegada del tiempo estival acostumbra a ser uno de los periodos más prolíficos de acuerdos y nombramientos en el mundo de las cofradías. Con el análisis de la Semana Santa sobre la mesa, los cargos de confianza de las distintas juntas de gobierno (capataces, bandas…) suelen variar en mayor o menor medida cada año. En el actual, el caso de la hermandad de la Estrella es el que más ha llamado la atención, pero no ha sido la única corporación que ha cambiado -o está en vías de hacerlo- de capataz.

El caso de la cofradía de la Huerta de la Reina ha sido llamativo por varias razones. La principal ha radicado en que la institución penitencial anunció la destitución de sus dos capataces, Juan Rodríguez y Rafael Giraldo. En ambos casos, los responsables de las cuadrillas de la Redención y de la Estrella llevaban vinculados a las mismas desde sus comienzos. A lo que hay que sumar que, en lo que al capataz del misterio se refiere, eran 24 los años de trabajo. Con estos antecedentes un grupo de hermanos (que ronda el 15 por ciento de la nómina de la corporación) habría solicitado la celebración de un cabildo extraordinario (en atención a los preceptos que recogen las reglas de la institución y el estatuto marco), a fin de solicitar explicaciones al hermano mayor y a su junta de gobierno.

En ese contexto y sin los nuevos responsables anunciados; esta semana se ha conocido la renuncia de otro capataz. En este caso se trata de Jesús Ortigosa, quien ha comunicado al órgano rector de la hermandad del Caído su deseo de no seguir al frente de la cuadrilla de la Virgen del Mayor Dolor en su Soledad. De tal modo que la cofradía de San Cayetano deberá nombrar a otro capataz. Una circunstancia que no ha sido exclusiva en los últimos meses, puesto que Javier Villalobos y David Arce decidieron -meses antes de la Semana Santa de 2019- no continuar al frente de las cuadrillas del Nazareno y de la Virgen de la Concepción, respectivamente.

Del primero tomó el testigo Francisco Luis Castaño, quien está realizando un interesante trabajo de crecimiento y consolidación de la cuadrilla del Nazareno. Del segundo, el encargado de guiar a los costaleros de la Virgen de la Concepción fue Carlos Lara, quien también dirige a las cuadrillas del Calvario y la Sagrada Cena. Si bien, cuando se anunció su nombramiento la cofradía de las Penas de Santiago no olvidó que “la junta de gobierno quiere agradecer a Enrique Garrido Montero y a Juan Berrocal Peligros su disposición y cariño mostrado hacia la hermandad ante la llamada” de la misma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here