La devoción cordobesa que no cesa


La celebración del Jubileo de las Cofradías dejó numerosos detalles

Salvador Giménez./Foto: Jesús Caparrós
Salvador Giménez./Foto: Jesús Caparrós
Salvador Giménez./Foto: Jesús Caparrós Dolores
Salvador Giménez./Foto: Jesús Caparrós

La celebración del Jubileo de las Cofradías que, con motivo del Año Jubilar del Sagrado Corazón, reunió este domingo a las imágenes de San Rafael, del Sagrado Corazón de San Hipólito y a Nuestra Señora de los Dolores; dejó numerosos detalles. Uno de ellos fue la presencia de reconocidos cofrades de otras ciudades andaluzas, que vinieron a “descubrir” a una de las grandes devociones de Córdoba, la de la venerada imagen de San Jacinto.

whatsapp image 2019 07 01 at 03.15.492
Nuestra Señora de los Dolores./Foto: Luis A. Navarro

La Señora lució esplendorosa, dando cuenta de la personalidad de la imagen que, además, lucía una de las grandes piezas de su ajuar, el Manto de las Palomas. A ello hubo que sumar la presencia de cofrades como Salvador Giménez, quien lleva más de medio siglo perteneciendo a la nómina de hermanos de la corporación de San Jacinto.

Giménez, que acompañó a la Virgen de los Dolores con su cirio, siempre ha sido más reconocido por su vinculación con hermandades como la Merced (donde viste la túnica y acompañó como auxiliar durante dos décadas a los hermanos Fernández en el palio de la Dolorosa), Huerto (fue costalero del Amarrado y exaltador de la Candelaria), Santo Sepulcro (perteneció a su cabildo de oficiales) y en la actualidad acompaña a David S. Pinto Sáez en su equipo de capataces en Afligidos de Puente Genil; entre otras hermandades.

En esta señalada ocasión, Giménez acompañó a su Virgen de cuna. Ello en un acto extraordinario, como cuando en el año 2000 fue fiscal de banda (la de la Puebla del Río) en la procesión que llevó a San Rafael a la Plaza de Toros.