El cambio sin marcha atrás que aguarda a la Semana Santa de Córdoba


carrera semana
Nazarenos de la hermandad de la Conversión./Foto: Luis A. Navarro

Cuando a finales de la década de los ’90 y a primeros de los 2000, Luis M. Carrióny Juan Berrocal cambiaban el establishment del mundo del costal; la Semana Santa de Córdoba había iniciado ya un camino sin retorno hacia un cambio de modelo, que iba a repercutir mucho más allá del ámbito del costal y de su auge exponencial.

El cambio había comenzado con grandes proyectos, que se reflejaron -entre otros- en la apuesta patrimonial de hermandades como las de la Sentencia, la Merced, la Vera Cruz, el Santo Sepulcro y la Sagrada Cena. De hecho, a día de hoy, esas cofradías ya están prácticamente finalizadas en ese apartado, o en vías de hacerlo.

La Catedral

Nuestra Señora de los Dolores./Foto: Jesús Caparrós

Pero no solo ese campo fue definitivo, ya que el aumento de corporaciones que realizaban estación de penitencia en el templo mayor fue aumentando paulatinamente. La decisión adoptada por los Dolores, en 2007, supuso un antes y un después. Y es que era la primera vez que las hermandades de una jornada completa acudían al primer templo. Una apuesta de la que, en poco tiempo, tomarían el guante las corporaciones del Martes Santo. Mientras que, ya en la actual década, la celebración del Vía Crucis de la Fe iba a suponer el primer ensayo de carrera oficial en la Catedral y su entorno, y la constatación de que era factible.

Los barrios muestran el camino

carrera
Nazarenos de la hermandad de la Conversión./Foto: Luis A. Navarro

La relativamente reciente entrada de las hermandades de las Lágrimas, la Conversión y la Presentación al Pueblo en la Agrupación de Cofradías suponía el corolario al trabajo de años. Las tres corporaciones realizan sus salidas procesionales el Sábado de Pasión y apuntan a incardinarse en la nómina de cofradías que realizan su estación de penitencia en Semana Santa. Sin olvidar que en el último decenio, Piedad de las Palmeras y Universitaria engrosaron la semana mayor.

A ellas hay que sumar la pujanza de prohermandades y agrupaciones parroquiales como las de la Bondad, el Traslado al Sepulcro, La O, la Quinta Angustia y la Salud de Puerta Nueva. Corporaciones que dibujan una nueva geografía en barrios como Cañero, Electromecánicas, Parque Figueroa, Arroyo del Moro y Fuensanta.

Nuevas imágenes

Señor de los Afligidos./Foto: Luis A. Navarro

Donde se hace más evidente el cambio que aguarda es en el de las nuevas imágenes. Afligidos (al que se sumará la imagen de Poncio Pilato), Oración y Caridad (con el misterio que está en marcha), el misterio de las Lágrimas, el Señor de la Bondad, el Soberano Poder, la Quinta Angustia, Beso de Judas (cedido a la agrupación parroquial de la Salud), el Cristo de las Almas, las vírgenes de Salud y Traspaso, las Penas y la Reina de los Apóstoles (donada a la Bondad); conforman un nuevo elenco devocional que ha irrumpido con fuerza. Como lo hará el Señor de la Victoria en sus Tres Caídas que se bendecirá este sábado.

Incorporación a los cortejos

años
Palio de María Santísima de la Esperanza del Valle./Foto: BJ

En la última década, tres imágenes marianas se han incorporado a las salidas procesionales de sus hermandades. Esos son los casos de la Estrella, la Salud y la Esperanza del Valle este año, aunque la hermandad de la Cena se vio obligada a suspender su estación de penitencia. Entradas que se han desarrollado con naturalidad y que han ido siendo parte de esa transformación de la Semana Santa.

Ambiciosos proyectos

Poyecto del paso del Prendimiento de Miguel Ortiz.

En el cambio de la Semana Santa tampoco hay que olvidar los grandes proyectos de hermandades como el Prendimiento, que en 2020 terminará la talla y ornamentación de su misterio. Ello además de tener proyectado el palio de la Piedad y haber renovado todos sus equipos de nazarenos. En esa línea camina también el Buen Suceso en su misterio. Sin olvidar las reformas en la concepción original del palio que se comenzó a fraguar a primeros de los 2000. Mientras que cofradías como la Santa Faz y el Resucitado han acelerado la ejecución de dos palios, que han logrado un gran reconocimiento y que, pronto, estarán culminados. Sin olvidar el proyecto, en ese apartado, de la hermandad de la Pasión para la Virgen del Amor, bajo diseño de Julio Ferreira.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here