La Virgen de los Dolores llevará el ‘manto de las palomas’ en la Magna


A lo largo de la historia y aunque no son habituales las salidas de la Virgen con este ajuar, ha visitado distintos barrios de la ciudad a petición de sus vecinos y por diversas razones

besamanos Dolores
Nuestra Señora de los Dolores./Foto: Álvaro Córdoba
besamanos Dolores
Nuestra Señora de los Dolores./Foto: Álvaro Córdoba

El Jubileo de las Cofradías (también conocido como Magna del Sagrado Corazón) que se realizará el próximo 30 de junio, con motivo de los actos del Año Jubilar del Sagrado Corazón de Jesús, sigue ofreciendo interesantes novedades. Una de las últimas en darse a conocer ha sido el atuendo que vestirá una de las grandes protagonistas de la salida procesional, Nuestra Señora de los Dolores.

Y es que, como ha informado la corporación de San Jacinto en un comunicado, la junta de gobierno ha decidido que la Santísima Virgen procesione con la saya roja y el manto denominado ‘de las Palomas’, que diseñara en 1896 el Capellán del Hospital de San Jacinto, Ángel Redel. Dos colores estos, el azul del manto y el rojo de la saya, que si en la iconografía Mariana ha sido muy utilizado, hoy cobra un significado aún mayor: el color rojo de la saya quiere recordar la sangre de tantos cristianos que han dado y siguen dando su vida por su fidelidad a Cristo y a su Iglesia; y el manto de las palomas que cubre a la Señora nos hace implorar La Paz y el respeto a las creencias religiosas.

Desde los Dolores también se ha apuntado que hace 123 años que ambas piezas fueron realizadas, por la monja servita Sor Catalina del Espíritu Santo ayudada por Rafaela Barbudo, y cuando majestuosa en su camarín Nuestra Señora de los Dolores fue ataviada por primera vez con esta vestimenta tan apreciada por todos los hermanos y cordobeses en general, que además contribuyeron económicamente a su elaboración.

A lo largo de la historia y aunque no son habituales las salidas de la Virgen con este ajuar, ha visitado distintos barrios de la ciudad a petición de sus vecinos y por diversas razones. Aunque el paso del tiempo ha hecho mella en él, ha sido después de la intervención de conservación de las Damas Camareras, cuando la junta de gobierno ha decidido que, como siempre esplendorosa, lo luzca en la procesión del día 30 de junio, que tanto significado tiene para la Fe en la diócesis de Córdoba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here