La gran sensación de la música cristiana llega a Córdoba


cristiana
Nico Montero, durante un concierto en Mérida./Foto: Nico Montero
cristiana
Nico Montero, durante un concierto en Mérida./Foto: Nico Montero

El colegio de Las Esclavas del Sagrado Corazón de la capital cordobesa será el enclave donde, este viernes a partir de las 20:00 horas, se celebre el concierto del cantautor, Nico Montero. Con un donativo de cinco euros, la asistencia a este evento permitirá a los cordobeses disfrutar de la gran sensación de la música cristiana, que presentará el musical sobre Santa Rafaela María, ‘Desde el Corazón’.

15 discos grabados y tres discos de oro, algo inaudito en la música cristiana, han convertido a Nico Montero en todo un referente. Ha escrito siete obras de teatro musical, que se han representado en muchas ciudades españolas y americanas. En su dilatada y exitosa trayectoria destaca que cantó en Cuatro Vientos ante San Juan Pablo II y un millón de jóvenes en el 2003; representó a España en el Festival de San Remo en el año 2004; y, en el 2011, inauguró la JMJ cantando en el escenario central de Madrid-Cibeles su conocido ‘Firmes en la Fe’, para recibir a Benedicto XVI. Su canción ‘El Señor es mi pastor’ es universal y se ha traducido a 14 idiomas y es una de la canciones preferidas del Papa Francisco.

Más de mil conciertos a sus espaldas, en colegios, parroquias, teatros, cárceles, salas culturales, pubs, universidades, ante todo tipo de públicos, edades y órbitas de pensamiento. En el 2013 fue convocado a participar en la grabación del himno oficial de la JMJ de Rio de Janeiro, y ha colaborado en más de 20 discos de otros cantantes y amigos. Hace dos años la Conferencia Episcopal Española le concedió el premio Bravo de la Música, la mayor y más alta distinción de la Iglesia a un músico, que ya han recibido José Luis Perales, Pasión Vega y otros tantos artistas. Nico Montero recibió el testigo de la anterior galardonada Montserrat Caballé.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here