Dos besamanos para el recuerdo


Las imágenes de Nuestra Señora de los Dolores y de la Divina Pastora estuvieron expuestas este domingo a la veneración de los fieles

besamanos Dolores
Nuestra Señora de los Dolores./Foto: Álvaro Córdoba
whatsapp image 2019 05 12 at 12.38.30
Nuestra Señora de los Dolores./Foto: Álvaro Córdoba

La jornada de este domingo era especialmente intensa para los cofrades de la capital cordobesa. Numerosos eran los actos programados, pero uno de ellos estaba marcado en rojo en el calendario. Se trataba del besamanos extraordinario de Nuestra Señora de los Dolores. Un acontecimiento que, enmarcado dentro de los actos conmemorativos del 300 aniversario de la hechura de la imagen, congregó a numerosos fieles en la iglesia de San Jacinto.

En un escenario soñado, la imagen de la Señora de Córdoba se mostraba resplandeciente. Máxime cuando este piadoso acto se celebra cada lustro, si bien en esta ocasión se ha adelantado a cuentas de la efemérides. Y ello con una cuidada disposición que hizo las delicias de quienes se acercaron a besar la mano de la Virgen de los Dolores.

whatsapp image 2019 05 12 at 12.38.31
Divina Pastora de Capuchinos./Foto: Álvaro Córdoba

En la misma plaza del Cristo de los Faroles, a escasos metros de San Jacinto, la imagen de la Divina Pastora de las Almas celebraba su segundo día de besamanos. El mismo venía marcado por el estado de salud de Fray Ricardo, gran devoto de la Virgen y pieza clave para entender el resurgir de este culto.

Dos besamanos que, por distintos motivos, dejaban momentos de intensa espiritualidad y que, difícilmente, volverán a coincidir.