Una imagen muy especial del obispo


obispo
El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández./Foto: LVC
obispo
El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández./Foto: LVC 09

La jornada de este domingo ha dejado una imagen muy especial en el templo mayor. Y es que el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, se ha colocado en uno de los confesionarios de la Catedral de Córdoba, para asistir con el sacramento de la Reconciliación a los fieles que lo precisas en. Un hecho que da muestra de la cercanía del prelado de la diócesis de Osio hacia su grey.

Cabe recordar que, en su carta semanal, el obispo señalaba que “en el Evangelio de este domingo (ciclo C), brevemente Jesús señala un aspecto muy importante de su misión redentora: ‘Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco y ellas me siguen’ (Jn. 10,27). Se da, por tanto, un conocimiento mutuo. Jesús conoce a sus ovejas y las ovejas le conocen a él; se trata de un conocimiento lleno de amor. Y añade ‘Mi Padre me las ha dado… y nadie puede arrebatarlas de mi mano’ (Jn 10,29). Nadie nos puede separar de Jesús, a no ser que nosotros le diéramos la espalda. Pero queriendo estar con él, nada ni nadie nos podrá separar, porque es Dios Padre quien nos ha puesto en su mano”.

 

A su vez, el obispo subrayaba que, “a la luz de esta imagen de Jesús buen pastor, celebramos en este domingo la Jornada mundial de oración por las vocaciones y las Vocaciones nativas, con el lema: “Di sí al sueño de Dios”. Tantas veces pensamos que la vocación es un proyecto personal de futuro, algo que uno elige libremente. Y todo eso es verdad, pero la Jornada nos invita a caer en la cuenta que toda vocación es ante todo una iniciativa de Dios, es un ‘sueño de Dios’. Ante lo que destacaba que “Dios tiene un proyecto de amor para cada uno de nosotros, eso es la vocación. Se trata, por tanto, no sólo de decidir qué es lo que más me gusta, por dónde me siento atraído. Sino de preguntarse cuál es el sueño de Dios para mí”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here