El cardenal Ladaria: “La diócesis de Córdoba es una Iglesia viva”


El prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe valora, en la siguiente entrevista, su visita a Córdoba

El prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Luis Ladaria, en la Catedral./Foto: José I. Aguilera
dsc 8414
El prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Luis Ladaria, en la Catedral./Foto: José I. Aguilera

El cardenal Luis Ladaria lleva sobre sus hombros la responsabilidad de la tutela de la fe católica. Un hecho que no le aparta de una sonrisa frecuente, habitual, como se refleja en su llegada al templo mayor. Acompañado del deán-presidente del Cabildo, Manuel Pérez Moya; del vicario de la ciudad, Jesús Poyato; el canónigo responsable del Foro Osio, Antonio J. Reyes; y Juan Luque explicándole la historia del templo; el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe no pierde atención sobre cada detalle, incluido el conjunto escultórico de San Juan de Ávila, que se halla en el templo mayor.

En la Sala Capitular, Luque da las penúltimas pinceladas sobre el singular edificio, mientras el cardenal Ladaria firma el libro de visitas de la institución capitular. Un momento, tras el cual el prefecto atiende a La Voz, para compartir sus vivencias de estos dos días en la diócesis de Osio; valorar la labor del Cabildo y desvelar algunos aspectos de su trascendental trabajo en el Vaticano.

-Acaba de visitar la Catedral, qué impresiones tiene ahora mismo.

dsc 8542
El prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe en la Catedral./Foto: José I. Aguilera

-Conocía el templo, naturalmente, pero hoy hemos tenido una explicación estupenda. Otras veces había visitado la Catedral, pero nunca como hoy. Con una explicación tan bella, tan documentada y tan clara. De manera que ha sido un momento muy agradable, muy bonito y muy emocionante.

-¿Cómo valora la labor del Cabildo en la conservación del templo?

dsc 8423
El prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe en la Catedral./Foto: José I. Aguilera

-Es un edificio único en el mundo. El Cabildo hace una gran labor. Tiene la obligación de mantener este edificio único y creo que lo hace muy bien. Y, además, tiene que hacer un servicio al señor obispo y a toda la diócesis. La función del Cabildo no se reduce a la Catedral, sino que tiene una dimensión mucho más grande.

-Pero ha venido a Córdoba para presidir la festividad de San Juan de Ávila.

-La celebración de San Juan de Ávila fue muy agradable, muy bonita y hubo mucha participación de sacerdotes. Vivieron un momento de espíritu sacerdotal, inspirados en la gran figura de San Juan de Ávila.

-¿Qué impresión se lleva de la diócesis de Córdoba?

dsc 8370
El prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe en la Catedral./Foto: José I. Aguilera

-Pudimos comprobar una vez más la gran vitalidad de esta diócesis, porque al volver de Montilla asistimos en la parroquia de Santa Teresa a la confirmación de 24 personas, por la noche tuvimos un coloquio muy simpático con los seminaristas (les dije que se prepararan bien para el sacerdocio, que estudiaran bien y que fueran buenos -risas): y así en diferentes aspectos y diferentes momentos puede uno captar que la diócesis de Córdoba es una Iglesia viva.

-Es prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe ¿Cómo es su labor?

dsc 8258
El prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe en la puerta del Obispado./Foto: José I. Aguilera

-Es un trabajo complejo, pero nosotros tenemos la responsabilidad de la fe, de la moral y de la disciplina de la Iglesia en las cuestiones más importantes. Sobre todo, tenemos que asistir al Santo Padre en la promoción y la tutela de la fe católica.

-Y, cómo es esa relación con Su Santidad.

-Es una relación muy buena. Nosotros estamos siempre en contacto con él y tenemos un intercambio muy fructífero. Tratamos de poner en práctica lo que él nos dice y también nosotros le exponemos nuestros problemas y preocupaciones.