El pregón de Eloy Moreno reivindica a las hermandades de Gloria


El exaltador reivindica estas corporaciones letíficas y hace un llamamiento a los cordobeses para que salgan a pregonarlas

Eloy Moreno, durante su pregón de Glorias. /Foto: JC
Eloy Moreno, durante su pregón de Glorias. /Foto: JC

El cofrade Eloy Moreno reivindicó a las cofradías de Gloria en pregón que pronunció el pasado viernes en la parroquia de San Miguel y con la que se abre, recién iniciada la Pascua, el largo periodo en el que el protagonismo corresponde a las corporaciones letíficas.

Eloy Moreno, durante su pregón de Glorias. /Foto: JC
Eloy Moreno, durante su pregón de Glorias. /Foto: JC

Tras dedicar el pregón a su madre y cantar al mes de abril, periodo luminoso y colorista en el que arranca el periodo de las Glorias, Moreno ‘quitó’ las lágrimas a las dolorosas de las hermandades penitenciales antes de dedicar un recuerdo a los 17 pregoneros que le han antecedido en el atril.

A continuación siguió uno de los momentos medulares del pregón cuando, no exento de ironía ni de humor, hizo una crítica a quienes se dedican a menospreciar a las cofradías de Gloria mientras degustan una cerveza o viajan a otras localidades a ver procesiones mientras en Córdoba hay imágenes devocionales en la calle. “Son los mismos que se olvidan de que en Córdoba, las devociones más añejas han llegado por las Glorias a las que rezaban nuestras abuelas, que quizás por nuestra culpa han quedado en el olvido o quizás no nos interesen porque no salen con bombos y con platillos, pero que esconden tantas promesas, tantas historias, tanta tradición, tantas oraciones y tanta belleza, que merecen su sitio, porque Córdoba es la Gloria y la Gloria es cordobesa”, añadió.

Este momento, que fue uno de los más aplaudidos del pregón, dio paso a la dedicación de un capítulo a cada una de las hermandades de Gloria de la capital. Así, mostró su deseo de que los cofrades cordobeses se volcasen más con San Álvaro, su patrón, y de la Virgen de Linares, de la que dijo que “Córdoba te honra, Córdoba te venera, conquistaste nuestra tierra, escucha las oraciones que los cordobeses te rezan”.

El pregonero cantó también a la Virgen de la Cabeza, “tan jiennense y a la vez tan cordobesa”, y a la Virgen del Rocío, a la que profesa especial devoción, de la que describió su salida de Córdoba camino de Almonte. “Y si ahí no muere el cordobés y rociero, querido hermano es que no te quedan sentimiento, porque no habrá cosa más bella que ver cómo el replicar de las campanas, al compás de sevillanas, y al toque de los romeros, reciben a su carreta, que se transforma en relicario de sueños”, detalló.

Las dos Vírgenes del Carmen, la de San Cayetano y la de Puerta Nueva, son los dos faros que convierten a Córdoba en un “mar de emociones”. No faltaron en el pregón las Vírgenes de Araceli, Fátima y Villaviciosa, ni la devoción cordobesa al Sagrado Corazón de Jesús, que de nuevo volverá a estar unido a la Virgen de los Dolores y a San Rafael en la salida extraordinaria del 30 de junio.

La Virgen del Tránsito y la del Socorro son las que marcan el calendario estival de cofradías de Gloria y sirvieron a Eloy Moreno para cerrar el pregón haciendo un llamamiento a los cordobeses. “Pregonad por el mundo entero que es en el tiempo de Glorias cuando María baja del cielo a la tierra para quedarse siempre en Córdoba”, finalizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here